Los vehículos de limpieza de calles, vehículos del aeropuerto o de recogida de residuos se encuentran, por lo general, en uso constante. Esto exige, entre otras cosas, la calidad y fiabilidad de sus faros, luces de trabajo, etc. Hella, especialista en iluminación y electrónica, ofrece una completa gama de componentes para vehículos municipales que incluye robustos faros de trabajo, sistemas ópticos de aviso, faros, pilotos de circulación diurna, pilotos delanteros y traseros, así como iluminación interior. Hella ha ampliado su portfolio para responder a las necesidades de sus clientes de una manera aún más específica.

Un punto destacado es la serie de pilotos modulares Shapeline, que Hella presentó a finales de 2016, y que ahora también está disponible para vehículos municipales. Utilizando el práctico configurador de Hella Shapeline, fabricantes de vehículos y operadores de flotas pueden configurar el diseño de la iluminación de sus vehículos de forma rápida y sencilla, con un solo clic del ratón, dotándoles así de una apariencia única. Shapeline está disponible en dos alternativas de diseño: el clásico "Shapeline Tech" y el "Shapeline Style" dinámicamente curvado. Una de sus características más prácticas es que el configurador online toma automáticamente en cuenta y aplica las normativas actuales europeas ECE R48 o americanas SAE.

Junto con un diseño distintivo del vehículo, Shapeline ofrece bajos costes operativos y de mantenimiento para los vehículos municipales. Este factor es de vital importancia para los organismos que hacen uso de ellos, por lo que Hella ha incrementado el uso de tecnología LED en todos sus productos. El catálogo de productos Hella para vehículos municipales muestra el potencial de ahorro que ofrecen, las notables ventajas para los operarios en su trabajo diario e indica qué productos son especialmente adecuados para cada tipo de vehículo.

El nuevo faro de trabajo RokLUME 280 N está diseñada sobre todo para aplicaciones con necesidades de iluminación especialmente exigentes, como cuando se trabaja en al atardecer o durante la noche, y contiene la tecnología ZEROGLARE desarrollada por Hella. La óptica de la lente dirige específicamente la luz de los LEDs hacia el suelo delante del vehículo, creando una línea de corte muy clara entre la luz y la oscuridad. Esto significa que los conductores de los automóviles que se aproximan no se deslumbran, lo que incrementa enormemente la seguridad.

El compacto Q90 asegura una visibilidad óptima detrás y a los laterales del vehículo para camiones de recogida de residuos, por ejemplo.

Debido a su diseño compacto, el Module 70 Generation 3.2 es especialmente adecuado para barredoras de carretera o tractores para traslado de equipaje.

Además de los nuevos faros de trabajo, Hella también ofrece tres novedades destacadas más en el campo de rotativos y destellantes: el K-LED Blizzard, el K-LED 1.2 y el RotaLED Compact. Para todas estas variantes, la compañía utiliza LEDs potentes y eficientes, algo que también se aplica para faros de marcha atrás. Aquí, el experto en Iluminación ofrece su producto más potente hasta la fecha para vehículos comerciales: el Repulse Ultra, con 1100 lúmenes.

En el campo de faros principales y auxiliares, los productos Light Bar 350 y el faro LED C 140 complementan la oferta actual. Además, Hella ha ampliado la selección de módulos de 90 milímetros: el Bi-LED L 5570 proporciona luz de cruce y de carretera desde un solo módulo delantero. Esto es particularmente ventajoso cuando se dispone de un espacio reducido, como es el caso de las barredoras de carretera, por ejemplo.

Las empresas municipales pueden encontrar la gama completa de productos, así como el nuevo folleto para vehículos municipales y especiales en www.Hella.com/municipal.