Istobal ha cerrado el ejercicio 2016 con un Ebitda de 17 millones de euros, un 16% más con respecto al año anterior. El grupo, que cuenta con diez filiales en Europa y América, ha aumentado su facturación un 5%, con un total de 124 millones de euros en 2016, gracias a los buenos resultados de sus principales mercados, España y Francia, y a un incremento importante en las ventas de otros países, como Italia y Estados Unidos.

Este significativo crecimiento se explica, según Istobal, por la firme apuesta que la empresa valenciana viene haciendo en su expansión internacional en los últimos años, el apoyo a su red de filiales y distribuidores, y por el aumento en la compañía de su inversión en innovación. Las delegaciones en España, Dinamarca, Reino Unido, Estados Unidos y Austria son, en este orden, las que han alcanzado una mayor cifra de negocio.

El balance económico del pasado año sitúa a Italia como segundo mercado de exportación para el grupo, por detrás de Francia, que continúa a la cabeza en ventas internacionales. La evolución de las ventas en Italia ha experimentado un incremento del 90% con respecto al año anterior, debido a la consolidación de la filial Istobal Italia en el país y a una sólida red comercial de distribuidores.

El 80% de la facturación global del grupo en 2016 corresponde a ventas internacionales. Junto a Francia e Italia, Estados Unidos, Dinamarca y Reino Unido completan el TOP 5 de los principales mercados de exportación para el grupo valenciano. En Dinamarca el aumento de las ventas ha sido cercano a un 50%, mientras que en Reino Unido y Estados Unidos se ha situado, respectivamente, en torno a un 40% y un 30% más que el año anterior.

En 2017, Istobal continuará con su plan de expansión que contempla explotar el potencial de crecimiento de la compañía en Estados Unidos, donde ya tiene una fuerte presencia en soluciones para el lavado de vehículo industrial y está abriendo mercado en el sector de concesionarios. Además, la empresa española trabajará para reforzar su presencia en Alemania y continuar consolidando el mercado en Oriente Medio.

En cuanto al desarrollo de nuevos productos, el impulso de soluciones para el cuidado del vehículo que ofrezcan mejores resultados al consumidor y le garanticen una experiencia de lavado más agradable, será una de las líneas de actuación clave de la compañía, junto al avance en los sistemas de digitalización, métodos de pago y comunicaciones. Con estas estrategias, la compañía confía en alcanzar una facturación de 130 millones de euros en 2017.