Bomloy, concesionario oficial de Iveco en Burgos, acaba de arrancar su actividad de venta y postventa en la provincia, con el objetivo de ampliar la cobertura de servicio de la marca en Castilla y León y reforzar la atención a sus clientes.

El nuevo concesionario Iveco Bomloy está situado en el municipio burgalés de Villagonzalo de Pedernales, próximo a la autopista A-1 y cuenta con una plantilla de 16 trabajadores, diez de ellos en el taller.

Ocupa una superficie total de 10.000 m2, 5.000 construidos, que albergan un amplio taller de 2.000 m2, una zona comercial que incluye amplia área de exposición, y una de recambios de 800 m2 con capacidad para más de 3.000 referencias, lo que garantiza un buen servicio de postventa.

El taller está preparado con los más avanzados equipos de diagnosis de Iveco y ofrece servicios de reparación mecánica, electricidad, electrónica y carrocería.

La empresa Bomloy, dirigida por David Bombín, es concesionario oficial de Iveco desde hace más de 30 años en Trápaga (Vizcaya), desde donde da servicio a toda la zona oeste de la provincia vasca. Cuenta con una plantilla total de 36 empleados y está fuertemente comprometida con la calidad y el medioambiente, lo que le ha permitido lograr las certificaciones ISO 9002 e ISO 14001:2004.