Con una cobertura del 89% del parque de vehículos en circulación, Japanparts Group amplía aún más la gama de sensores ABS con más de 500 códigos disponibles para los vehículos asiáticos, europeos y americanos y añade a su catálogo también referencias normalmente difíciles de encontrar, como por ejemplo los sensores de posición del árbol de levas y los sensores de posición del eje del motor.

Los sensores ABS de marca Japanparts, Ashika y Japko están garantizados 24 meses y ofrecen una alternativa de calidad igual a la del producto original y se utilizan en los sistemas ABS, ASR y GPS. Están realizados con materiales plásticos especiales y presentan elevadas características electrotécnicas y electromecánicas que garantizan su alta resistencia. Los sensores y los cables de conexión son capaces de resistir a temperaturas extremas comprendidas entre -40 °C y 125 °C.

El sensor ABS, posicionado sobre la junta homocinética o cerca del buje de rueda, tiene la tarea fundamental de actualizar constantemente la centralita ABS leyendo a través de una rueda dentada la velocidad de cada rueda. El sensor ABS es el elemento fundamental del sistema de frenado porque, al estar en continuo diálogo con la centralita, aumenta considerablemente la seguridad de conducción haciendo que el vehículo se detenga de la forma más rápida y segura posible.

El sensor de velocidad ABS transmite la velocidad tangencial detectada en la rueda a los demás sistemas. La centralita electrónica elabora estas informaciones (deslizamientos o diferencias de velocidad entre las ruedas) activando el sistema de antibloqueo de los frenos. Si el sensor ABS detecta una pérdida de tracción de las ruedas, el sistema ABS regula la presión del fluido de cada uno de los cilindros y activa la bomba que excluye el sistema manual y actúa inmediatamente sobre el freno.

Es aconsejable realizar cada 2 años una comprobación del estado de las partes eléctricas de todo el sistema de frenado. El sistema de frenado ABS tiende a deteriorarse más durante las estaciones invernales a causa de las condiciones climáticas extremas y del derramamiento de sal sobre la calzada.

Las principales causas de sustitución de los sensores ABS pueden ser también: daño por choque o contacto accidental con la grava presente en la calzada o impacto con la rueda fónica por anomalía del cojinete. Si el sensor se avería, se desactiva todo el sistema ABS.