La Jornada Innotaller, organizada por el Gremio de Talleres de Barcelona, ha tenido lugar como foro para debatir y acercar a los talleres las novedades tecnológicas y de gestión con el objetivo de que éstas no sean vistas como una amenaza, sino como una fuente de oportunidades de progreso u servicio a las nuevas demandas de los clientes del taller.

El presidente del Gremi de Barcelona, Celso Besolí, en la apertura de esta edición, se ha referido a la naturaleza de servicio de proximidad a un gran número de clientes particulares y profesionales como base del negocio del taller, lo que le confiere al sector una resiliencia a las incertidumbres del entorno actual. Sin embargo, el verdadero desafío para el taller proviene de la adaptación a los cambios tecnológicos y medioambientales globales.

La actitud empresarial positiva de transformar los retos en oportunidades unido a la profunda digitalización del taller, constituyen las claves que el Gremi de Barcelona ha transmitido a los talleres en este Innotaller 2017. Las sesiones que han tenido lugar en esta Jornada han aportado ideas y conceptos sobre tecnologías, equipos y métodos de gestión de utilidad práctica para el taller en sus distintas especialidades, con ponencias técnicas a cargo de representantes de empresas como, PPG Ibérica, Audatex-Solera, 3M España, Hella Gutmann, GT Motive, Actia o Averiasresueltas.com.

El debate sobre la emergente inquietud por las políticas de calidad del aire y sus repercusiones en el negocio del taller, no podía faltar en Innotaller. Xavier Grèbol, Ingeniero Industrial, en representación de Applus-Iteuve, ha expuesto las nuevas oportunidades que se abren al taller, junto con las demandas técnicas y de servicio que necesitará cubrir el taller y sus profesionales para aprovecharlas.

La jornada concluyó señalando que el primer reto del negocio del taller actual es asumir el fuerte componente tecnológico que transforma los procedimientos del mantenimiento y reparación de los vehículos y que alcanza a todas sus especialidades. Este cambio tecnológico se ve aupado por las políticas públicas de sostenibilidad ambiental, incluso a nivel europeo, como es el caso de la calidad del aire y sus nuevos elementos de control. Por ello, la digitalización integral del taller, tanto electromecánico como de carrocería y pintura, es irrenunciable para seguir adelante y conjugar un servicio competitivo con la rentabilidad del negocio de la reparación de vehículos.