La firma aragonesa Victor&Vicente presentó recientemente su primer coche impulsado totalmente por energía eléctrica. De fabricación 100% aragonesa, los primeros modelos estarán preparados para su venta en marzo a través de los cinco distribuidores con los que la firma cuenta en Zaragoza, Épila y Zuera.

La planta industrial de Victor&Vicente, ubicada en el Parque Tecnológico de Motorland (Alcañiz), consta de una superficie de 2.000 m2 destinados a la fabricación de los vehículos, entre los que se encuentran 400 m2 dedicados a oficinas técnicas.

Sin duda, uno de los valores añadidos más importantes de este proyecto es su ubicación, pues disponer de los circuitos de Motorland permite a la marca realizar en este trazado todo tipo de pruebas y ensayos.

Por otro lado, la compañía aragonesa está centrada en la fabricación del modelo urbano biplaza, aunque ya están casi terminados los diseños de nuevos modelos de mayor envergadura y autonomía, que incluyen un utilitario de cinco plazas y un monovolumen.

De capital privado y espíritu familiar, Victor&Vicente ha precisado una inversión de unos tres millones de euros, con la previsión de fabricar 360 unidades durante este primer año. La producción se realizará bajo pedido, y hasta el momento ya existe una demanda de 36 coches.

Creada en 2008, actualmente cuenta con 11 puestos de empleo cualificados, principalmente diseñadores e ingenieros. De cara al presente ejercicio esperan llegar a la creación de 64 puestos de empleo directos.

En este sentido, uno de los objetivos inmediatos de la firma es seleccionar una red de distribuidores en todo el territorio nacional, operativa a partir del mes de marzo.