En consonancia con el relanzamiento de la marca, Meyle ha modificado el diseño de sus envases y, a partir del próximo mes de junio, serán enviadas las primeras piezas Meyle en cajas nuevas. No se ha renovado sólo el aspecto de las cajas, también se han hecho adaptaciones funcionales para poder ver a primera vista, y a través de iconos, las ventajas del producto suministrado.

Las nuevas etiquetas mostrarán también los detalles del producto en alemán, inglés y ruso, así como en francés, polaco y español. Todas las cajas irán cerradas con el correspondiente sello Meyle Original, Meyle-HD o Meyle-PD, y ofrecerán mejor identificación y comunicación. Los códigos QR en las etiquetas llevarán directamente al producto apropiado en el catálogo online, donde se encontrará más información de los números de referencia del producto, manuales de montaje o flyers.

Además del código QR y del número Meyle, se encontrará en las etiquetas un nuevo número Meyle “corto y expresivo”. Según explica el fabricante, los números cortos son una opción adicional de identificación del producto que facilitará la comunicación entre fabricante, distribuidores y talleres.

Los clientes podrán utilizar en la orden los números Meyle conocidos o bien los nuevos números cortos “expresivos“, que permitirán identificar, gracias a su sistematización, cada pieza específica. Con este paso, la compañía quiere optimizar aún más su concepto de logística; de hecho, desde su centro logístico de 29.000 metros cuadrados en su sede en Hamburgo, Meyle ofrece ya un muy alto grado de disponibilidad de sus aproximadamente 23.000 piezas.