En abril se vendieron 137.089 turismos y todo terrenos de ocasión (VO), lo que supone un descenso del 4,10% sobre el mismo mes del año anterior. El efecto estacional de la Semana Santa ha marcado notablemente el mercado del pasado abril en contraste con los resultados de marzo, cuando las transacciones se incrementaron un 20,3%. No obstante, desde Ancove aseguran que la bajada puede mostrar un cierto agotamiento del mercado de ocasión, en sintonía con la evolución de las matriculaciones en lo que va de año.

Los vehículos de más de diez años siguen mandando en el mercado. Al descender un ligero 0,9%, por debajo de la caída media del mercado, vuelven a colocarse en una posición de dominio al concentrar el 59,8% del total de las ventas del VO del mes. En abril se vendieron 81.981 coches que superaban los diez años de antigüedad, mientras que los de menos de cinco años aumentaron un 5,2%, con 32.015, y de las unidades disponibles en el mercado entre cinco y diez años, que continúan escaseando, se vendieron 23.093, un 22,5% inferior a doce meses atrás.

El peso de los vehículos más viejos facilita la presencia de las transferencias entre particulares, que en abril alcanzaron el 46,3% del total de las ventas, porcentaje que se eleva al 71,47% en el segmento de los coches de más de diez años. Ancove alerta, una vez más, que un alto porcentaje de las transacciones entre particulares encubren, en la mayoría de los casos, “a seuprofesionales que se hacen pasar por privados para no garantizar los coches e incumplir con otras obligaciones legales o fiscales”.

El mercado de ocasión en España está muy distorsionado por el intrusismo de personas que se dedican a comprar y revender unidades, generalmente muy viejas, sin cumplir con ningún requisito legal como garantizar los vehículos, pagar impuestos o atender las reclamaciones de los compradores. En Ancove no entendemos que las autoridades muestren preocupación por la contaminación en las grandes ciudades o el repunte de la siniestralidad vial y, sin embargo, permitan que estos vehículos, que suponen más de la mitad del mercado de Ocasión, no tengan control alguno. Hay que recordar que la mayoría de ellos no han pasado ni la ITV”, declara Elías Iglesias, presidente de la asociación.

El modelo más vendido en abril fue el SEAT Ibiza con 5.707 coches, seguido del Renault Megane con 4.546 coches, y el Volkswagen Golf, con 4.387. Por comunidades, en Aragón el modelo más demandado en VO fue el Opel Astra, en Canarias el Opel Corsa, en Castilla-La Mancha el Citroën C3, y en la Comunidad Valenciana el Ford Focus. Por su parte, las exportaciones vuelven a descender un 29,8%, y suman 6.727 vehículos en abril, mientras que las importaciones aumentan un ligero 2,77%, hasta los 5.466 turismos y todo caminos.