En agosto se vendieron 144.608 turismos y todoterrenos de ocasión (VO) en España, lo que supone un incremento del 12,04% respecto al mismo mes del año anterior. Del total de las transferencias realizadas en el mes, el 60,48% -87.464- superaron los 10 años, incrementando sus ventas un 15,5% respecto al mismo mes de 2016. Sin embargo, sigue despuntando la venta de las unidades más nuevas, de menos de 5 años, que en agosto sumaron 34.796 (un 28,96% más que en agosto de 2016) y continúa el descenso de los VO de 5 a 10 años, 22.348 unidades, con una caída del 11,4%.

Ancove resalta que el mercado está sustentado por los coches más viejos que, ante la falta de un plan de achatarramiento propulsado por el Gobierno o las comunidades autónomas, continúan circulando a pesar del mal estado de algunos, especialmente los más antiguos que venden los particulares.

La asociación de comerciantes recuerda que las unidades más viejas suelen estar copadas por los falsos particulares. En agosto, el 64,93% de los vehículos de más de 10 años vendidos fueron registrados en la DGT como transacciones entre particulares, frente al 35,07% de los vehículos más antiguos que se canalizaron a través de comercios o RAC.

Una proporción que se invierten en el caso de los turismos de menos de 10 años: el 76,4% de los vendidos durante agosto fueron intermediados por comerciantes, y los particulares limitaron su participación al 23,6%.

El modelo más vendido en agosto fue el Volkswagen Golf, con 5.088 coches, que superó al Seat Ibiza por un solo vehículo pues el modelo español colocó en el mercado de VO el pasado mes 5.087 unidades. El tercer lugar lo ocupó el Renault Megane con 4.881.

En el mes se exportaron 5.559 turismos y todocaminos, registrando un mes más descensos respecto al mismo periodo del pasado año, concretamente un 8,8%. Las importaciones, por su parte, aumentan un 31,75% y por primera vez en muchos meses superan a las exportaciones, al colocarse en 6.005 vehículos.