Al igual que Autodistribution o Alliance Automotive Group, LKQ Corporation continúa con su entrada en Europa, contribuyendo así a reforzar la concentración del sector de la posventa europea. Después de comprar a finales del año pasado la compañía Mekonomen, especializada en la distribución de recambios en el norte de Europa, el gigante estadounidense ha adquirido a cuatro distribuidores con sede en Bélgica y en los Países Bajos, según informa el portal J2Rauto.com.

Los accionistas de De Jonghe Autoparts, Henrard, Autoparts Prosec y Sergoyne han llegado a un acuerdo con la empresa Sator, una de las tres filiales europeas de LKQ con ECP (en Gran Bretaña), y Rhiag (Italia, Suiza y este del continente), que representan un total de 23 puntos de venta en Bélgica y dos en los Países Bajos. El precio total de la transacción no ha sido revelado, informa el medio europeo, mientras que las autoridades belgas todavía tienen que dar su aprobación.

A través de esta operación, LKQ refuerza su liderazgo en el Benelux, a pesar del peso de Autodistribution en la región desde que incorporó a sus filas la empresa Doyen Auto en el verano de 2016. La compañía estadounidense cuenta con una facturación de más de dos millones de euros y ha sido también destacada en los últimos años, con la incorporación de la firma holandesa Van de Heck Interpieces y la italiana Rhiag-Inter Auto Parts Italia, con una inversión de casi mil millones de euros.