Volkswagen presenta la "Operación Bikini", proponiendo una amplia gama de ofertas específicamente diseñadas para que sus vehículos "lleguen en plena forma al verano". Los paquetes de mantenimiento y desgaste garantizan el perfecto funcionamiento de aquellas partes del vehículo que más sufren en verano.

Entre la amplia oferta que Volkswagen pone al alcance de sus clientes, destaca el chequeo de seguridad -a 45 euros-, la revisión del sistema de climatización con cambio de filtro incluido -por 50 euros-, el cambio de neumáticos -con el segundo a mitad de precio o el cuarto gratis-, el cambio de amortiguadores -desde 270 euros los traseros para un Polo-, el cambio de distribución -desde 459 euros, sin bomba de agua, para un Polo- y varios paquetes relacionados con el sistema de frenado, como son el cambio de líquido de frenos -a 49 euros-, el cambio de pastillas de freno -desde 105, las traseras en un VW Polo- o el cambio de discos y pastillas de freno -desde 220, las traseras para el citado modelo-.

Además de garantizar a sus clientes el perfecto funcionamiento de su vehículo, Volkswagen también quiere que luzcan como el primer día. Por eso, pone a su disposición los paquetes de pintura rápida, que tratan los pequeños arañazos o imperfecciones en retrovisores, guardabarros y parachoques desde 70 euros.

Además, los clientes con vehículos de más de 5 años podrán disfrutar de una amplia oferta de paquetes Economy, a precios más ajustados y con recambios Economy, la segunda marca del constructor alemán pensada para los vehículos más longevos.

Además, para todos los clientes que deseen asegurarse de que su Volkswagen está en condiciones óptimas para las vacaciones, VW les ofrece un chequeo gratuito hasta el 31 de agosto si acuden a un servicio oficial adherido a esta campaña de verano.