En el caso de estar pensando abrir un taller o modificar el actual modelo de negocio, una de las opciones que se debe tener en cuenta es optar por un taller de mecánica rápida.

Para ello, nos dice Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro, antes existen algunos de preceptos legales que se señalan en el Real Decreto 455/2010 que rige la apertura de talleres en España.

Este real Decreto señala que existen cuatro tipos de talleres de mecánica por los cuáles uno se puede decantar antes de presentar el proyecto:

De mecánica: trabajos de reparación y/o sustitución en el sistema mecánico del vehículo, incluidas sus estructuras portantes y equipos y elementos auxiliares, excepto el equipo eléctrico.

De electricidad-electrónica: trabajos de reparación y/o sustitución en el equipo eléctrico-electrónico del automóvil.

De carrocerías: trabajos de reparación y/o sustitución de elementos de carrocería no portantes, guarnicionería y acondicionamiento interior y exterior de los mismos.

De pintura: trabajos de pintura, revestimiento y acabado de carrocerías.