La industria automoción china mantiene unos excelentes números en gran parte a que la clase media urbana consume cada vez más. No en vano, actualmente unos 154 millones de chinos son dueños de un coche, subraya el Ministerio de Seguridad Pública del gigante asiático.
Para hacer frente a esta fuerte demanda, la industria automoción ha debido producir a máxima capacidad. Muchos de los modelos que se fabrican son de marcas conocidas de Occidente, pero otros proceden de empresas semidesconocidas que producen vehículos muy parecidos a los europeos y estadounidenses.


Ante estas 'copias', es poco lo que los fabricantes occidentales pueden hacer para proteger sus diseños. BBC Mundo enumera las cinco copias de coches más flagrantes y curiosas de la industria automoción china.
1. Mini vs. Lifan 330
Las similitudes entre el emblemático auto británico, hoy fabricado por la firma alemana BMW, y el Lifan 330, producido por la empresa china Lifan Motors, son muchas. El Lifan no sólo se vende en su país de origen, sino también en Rusia y otros mercados de exportación. En América Latina, en Perú.
2. Smart vs. Zotye E30
Otra gran similitud entre un auto occidental y uno chino es el Smart y su 'casi gemelo', fabricado por la compañía Zotye Auto, fundada en 2005. El Smart, producido por la firma alemana Daimler AG, es uno de los autos ultracompactos más populares del mundo: se han vendido 1,7 millones de unidades en 46 países, incluida la misma China.
3. Range Rover Evoque vs. LandWind X7
El nuevo modelo de la empresa automotriz china LandWind ha sido motivo de una disputa legal con la firma británica Jaguar Land Rover (JLR), que fabrica la camioneta 4x4 Range Rover. JLR demandó a LandWind por el excesivo parecido entre el X7 y su vehículo, que, por otra parte, también se vende en China. Sin embargo, el caso fue desestimado por las autoridades chinas a principios de 2015.
4. Toyota Yaris vs. Chery Riich M1
Otro caso de plagio o inspiración sin medida, fabricado por la firma china Chery, el Riich M1 es parecidísimo a la generación anterior (no la actual) del Toyota Yaris. Cuando la empresa japonesa renovó su modelo, la china también lo hizo, aunque introdujo numerosas modificaciones para diluir el parecido y una posible demanda.
5. Rolls-Royce Phantom vs. Geely GE
El Rolls-Royce Phantom presenta la figura de la dama alada en el capó, el enorme radiador y una silueta muy, muy familiar. Pero el Geely GE es fabricado en China por una empresa que no tiene nada que ver con la británica. Cuando Geely lanzó su versión del Phantom en 2009, aseguró que había "reinventado el clásico", pero Rolls-Royce amenazó con una demanda legal. La empresa china hizo entonces cambios significativos a su auto y quedó en relativos buenos términos con Rolls-Royce.