Durante tres años, Spies Hecker, una de las tres marcas globales de pintura de Axalta Coating Systems, uno de los principales fabricantes mundiales de pinturas y recubrimientos líquidos y en polvo, ha sido responsable de la impactante pintura que otorga su aspecto inconfundible a los Flechas de Plata de la escudería Mercedes-AMG Petronas Motorsport, incluyendo el coche Mercedes F1 W07 Híbrido, ganador del Campeonato 2016.

Para la temporada 2017, el acabado del monoplaza Mercedes-AMG F1 W08 EQ Power es sorprendente. EQ se refiere a “Inteligencia Eléctrica” y se deriva de los valores de la marca Mercedes-Benz “Emoción e Inteligencia”. El nombre del nuevo modelo se ha traducido gráficamente en el acabado del nuevo W08 con la representación visual de un flujo de aire, en color azul eléctrico, a lo largo del vehículo, desde la aleta delantera hasta el borde posterior de las protecciones laterales. Estas líneas elegantes y finas, pintadas en verde y azul, proporcionan una impresión inmediata de velocidad y movimiento, incluso cuando el vehículo está parado. El diseño evoca la imagen de chispas volando por encima del chasis del monoplaza, lo que hace que parezca estar electrificado. El efecto en pista es impresionante.

Pero conseguir este sensacional acabado de pintura ha sido muy difícil debido a la complejidad de la propia pintura y al diseño de chasis que maximiza el rendimiento con unas normativas sobre aerodinámica radicalmente diferentes.

El diseño del monoplaza de 2017 se inició en plena temporada 2016. Los diseñadores de la fábrica de Brackley (Reino Unido) y Daimler AG en Alemania trabajan en conceptos que son presentados al más alto nivel de gestión para que puedan ser valorados. Los diseñadores también trabajan en estrecha colaboración con Andrew Moody, Jefe de Pintura y Gráficos en Mercedes-AMG Petronas Motorsport, quien, con su equipo de 15 personas en Brackley, es, en última instancia, el responsable de reproducir los diseños conceptuales en el vehículo.

“Damos una opinión desde nuestra perspectiva. Es decir, no valoramos lo complejo o difícil que puede ser reproducir el diseño una vez, sino que tenemos en cuenta lo fácil que será reproducirlo con precisión cientos o miles de veces, y en unos plazos de tiempo muy ajustados, durante toda la temporada”, comenta Moody.

Una vez acordado el diseño de pintura final, Moody recibe renders generados por ordenador del nuevo vehículo con el nuevo diseño de pintura. Basándose solo en éstos, él y su equipo recrean el diseño inicialmente en unos cuantos paneles; este año, ha sido en las protecciones laterales y los laterales del chasis. Se toman imágenes de los paneles pintados y se envían a los diseñadores para que hagan los ajustes necesarios.

Moody explica que “una vez todos están contentos, normalmente recibimos la visita de los responsables en tomar la decisión para que puedan ver en persona el aspecto de la pintura en el monoplaza. Y cuando nos dan luz verde, entonces pintamos el coche de la temporada anterior con ese diseño, para ver cómo queda”.

El monoplaza de 2017, el Mercedes-AMG F1 W08 EQ Power , se presentó en Silverstone (Inglaterra) el 23 de febrero. Se ha pintado con 13 colores, ninguno de los cuales se comercializa en el mercado: cinco tonalidades de verde, tres tonalidades de azul y cuatro tonalidades del color principal, “Stirling Silver”, un plateado grafito llamado así en honor a Stirling Moss, piloto que corrió para la escudería Mercedes en 1955.

El equipo de pintura y gráficos utiliza diferentes productos Spies Hecker para pintar los vehículos. Empiezan con Priomat Wash Primer 4075. Luego utilizan Permasolid Imprimación-Aparejo HS Vario 5340 o Permasolid Aparejo HS Performance 5320 -un aparejo 2K HS lijable, de secado rápido-, y a continuación, aplican Permahyd Hi-TEC Base Agua 480. Moody añade, “para terminar utilizamos Permasolid Barniz HS Optimum Plus 8650, que es muy fiable, o Permasolid Barniz HS Speed 8800 para las piezas que hay que pintar y secar rápidamente”.

Con un acabado tan complejo, Moody y su equipo se enfrentan a retos difíciles durante la temporada. “A pesar de haber recibido una formación intensiva antes de que empiece la temporada, sobre cómo aplicar el nuevo diseño de pintura, invertimos unas 150 horas en pintar un coche de carreras. Sólo para pintar la parte delantera se requieren unas 12 horas, y otras 12 para el alerón trasero”, dice Moody.

A lo largo de esta temporada, se van a pintar miles de paneles y componentes, a veces hasta 150 en una semana. “La rapidez de aplicación y la fiabilidad son esenciales; no tenemos tiempo para aceptar algo menos que perfecto - y Spies Hecker nos lo ofrece”, explica Moody.

Las complejas líneas, rayas y efectos de chispas del nuevo acabado, atraviesan múltiples componentes. Por eso, es esencial que el diseño de cada componente coincida perfectamente con los paneles adyacentes en términos de colocación, tamaño, forma, color y tonalidad. Y ésta no es tarea fácil para los pintores en cabina.

“Trabajamos con “plantillas” construidas especialmente, que son en esencia piezas simuladas que nos permiten reproducir cada componente con precisión en términos de tamaño y forma, y mucho más importante, también los colores, líneas, tonalidad y diseño. Así que, donde tenemos tres paneles que van juntos y múltiples líneas que los cruzan, en diferentes colores y tonos, es bastante complicado y delicado pintar esos paneles y hacerlo bien. Y aquí es donde la serie Permahyd Hi-TEC realmente nos ayuda, porque es excepcional para acabados multitono y de diseño. Nos permite enmascarar directamente después de evaporar. Este año hemos introducido el enmascarado digital para ayudarnos con la reproducción de las líneas”, revela Moody.