El IMI (The Institute of the Motor Industry) ha planteado su preocupación sobre el futuro de los talleres independientes con los planes post-Brexit del Gobierno Británico que crean incertidumbre para el sector, según una información de FleetNews.

Las investigaciones del IMI han descubierto que unas 40.000 empresas independientes podrían perder el acceso a la información y los datos necesarios para reparar vehículos en la carretera si el Gobierno no garantiza la continuación del esquema de “Derecho a Reparar” después del Brexit.

El IMI afirma que podría tener repercusiones masivas para los independientes si este contenido clave del Reglamento de Exención por Categorías de la UE no está protegido por el ejecutivo. Según el actual Reglamento de la UE, todos los fabricantes están obligados a compartir información sobre todos los vehículos nuevos, lo que garantiza un mercado justo para las empresas independientes en las que operar.

Por otro lado, el instituto alerta de que los empleadores en el sector del automóvil se enfrentan a una mayor incertidumbre con las nuevas leyes de inmigración, que posiblemente excluyan casi el 10% de los empleados multinacionales.

El IMI pide a Gran Bretaña que también garantice el acceso continuo a los talentos de toda Europa. “El Gobierno también debe reconocer que los empleadores multinacionales de automoción, al igual que en otros sectores, requieren la libertad para efectuar transferencias dentro de la empresa, lo que exigirá a los empleados tener la libertad de moverse por los mercados de Europa para aprender y traer nuevas habilidades Esto es vital para la transferencia continua de conocimiento que nunca ha sido más importante, dada la revolución tecnológica que está experimentando nuestra industria”.