“Tres en uno” es el lema bajo el que Meyle presenta un nuevo uso en sus brazos de suspensión Meyle-HD. De esta forma, tres diferentes aplicaciones de la pieza original de los modelos BMW de las Series X5 y X6, a partir del año 2007, pueden ser sustituidas por una sola pieza Meyle-HD. Una rótula de suspensión, regulable en tres posiciones y con indicación de la posición, permite corregir la caída de las ruedas.

Con el montaje del nuevo brazo de suspensión Meyle-HD ya no es necesario efectuar primero una medición de ejes. “Para los talleres, esto significa ahorrar tiempo y costes, y al mismo tiempo, como con todas las piezas Meyle-HD, sacar provecho con cuatro años de garantía”, destaca el fabricante.

También como ventaja, la compañía indica que la rótula de suspensión, al igual que los silentblocks reforzados, puede ser sustituida de forma individual. La rótula de suspensión tiene adicionalmente un recubrimiento anticorrosivo y un casquillo esférico de plástico resistente al desgaste. Debido a las mejoras tecnológicas, el brazo de suspensión Meyle-HD tiene una mayor vida útil.

En un tutorial en vídeo de “Meyle TV" se muestra cómo se puede montar el brazo de suspensión en la posición 0. Después de realizar una medición del eje, sólo hay que regularlo a una posición positiva o negativa, lo que ahorra tiempo en el montaje y en los pedidos, porque para los diferentes modelos siempre se tiene a mano la pieza que encaja.