¿Quién no se ha olvidado alguna vez en el coche las llaves de casa, el móvil, la cazadora, la compra...? Los españoles somo un despiste, pero al fin y al cabo, en este caso, queda en casa. El problema viene cuando el coche es alquilado...

Sixt rent a car ofrece sus servicios en toda España por lo que, a lo largo del año, son muchos los enseres personales que han pasado por su departamento de objetos perdidos.

La empresa ha querido hacer recuento de lo que sus empleados han encontrado en los coches alquilados. Las pertenencias más comunes han sido CD's, paraguas, gafas, móviles, cargadores, llaves, etc. "¡Pero ha habido de todo!", advierten.

En los vehículos que volvían al parking de Sixt han aparecido pertenencias tan inverosímiles como acciones de una empresa de Panamá, un mini compresor, altas cantidades de dinero en efectivo o un medidor de nitratos. Un conductor chino, incluso, se olvidó una caja de pescado fresco en una furgoneta, que tuvo que pasar varios días con las ventanillas bajadas para que ventilara el habitáculo y se fuera el olor.

Pañales usados, dentaduras postizas, aparatos de audición, la compra del súper, una pistola y, aunque parezca increíble, ¡hay quien se ha olvidado a su hijo en la sillita del coche o a la abuela!

Pero esto no es todo. Ha habido quienes han aprovechado los coches más que otros y a la hora de devolverlos se han dejado las pruebas del delito: viagra, DVD's pornográficos, ropa interior o preservativos. Eso sí, han vuelto para reclamarlos.

Pero éstos no son los únicos despistes de los que se ha hecho eco la empresa: son muchos los clientes que olvidan dónde han aparcado el vehículo, hasta el punto de poner una denuncia por robo.

Otros conductores se han equivocado de empresa y han devuelto el coche en otras compañías de alquiler de vehículos que no eran Sixt. En una ocasión, unos clientes japoneses que no sabían conducir con cambio manual estuvieron tres horas dando vueltas por el aparcamiento de Sixt para aprender a conducir el coche; después de esas tres horas, cambiaron el vehículo por uno automático.

Hay quien desconoce que, en algunos modelos, la llave sólo sale del contacto si la palanca de cambios está en 'punto muerto', o que para arrancarlo necesitan pisar el freno y el embrague.

En resumen, el año 2013 ha dado mucho de qué hablar y Sixt ha querido compartirlo con el público, tal vez para hacernos sentir mejor si algún día somos nosotros quienes protagonizamos una de estas escenas.