La campaña sobre el reciclaje de residuos de automoción es un proyecto pionero a nivel nacional que desarrolla el Gobierno de Navarra, con la colaboración de los Sistemas Integrados de Gestión de Residuos Sigaus, Signus y TNU, la Asociación Navarra de Talleres y la Dirección General de Tráfico (DGT). El objetivo, que se desarrollará en los propios talleres y a través de anuncios en prensa escrita, es informar y sensibilizar al público sobre el correcto tratamiento de los residuos derivados del mantenimiento y utilización de los vehículos, principalmente aceite y neumáticos.

Durante la presentación de la campaña, Eva García Balaguer, directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Navarra, ha destacado que la iniciativa se enmarca dentro del Plan de Gestión de Residuos de Navarra 2017-2027. “La participación entre la Administración y el sector nos va a permitir que la ciudadanía conozca en detalle la correcta gestión de estos residuos realizada en Navarra y cuando lleve su coche a un talleres registrado lo haga con la seguridad del correcto tratamiento de los residuos”.

Por su parte, Susana Gómez Garrido, subdirectora adjunta de Vehículos de la DGT, ha explicado que su entidad trabaja por “la visión O, es decir, cero fallecidos, cero contaminación y cero congestión”, mientras que Carlos Sagüés, presidente de la Asociación Navarra de Talleres, ha subrayado la importancia de la labor que realiza el taller en el sostenimiento del medio ambiente gestionando correctamente todos los residuos que se generan en la reparación de un vehículo. Además de que esta labor sea conocida por sus clientes, la campaña busca que los usuarios “sepan que ésto ocurre cuando dejan su automóvil en un establecimiento con su correspondiente placa azul de taller registrado y no cuando lo depositan en un taller pirata, que se deshace sin control alguno de sus residuos y por tanto con un alto riesgo de contaminar”, añadía Sagüés.

En total, se han editado 600 carteles y 50.000 folletos que se dejarán en los 450 talleres y concesionarios que existen en Navarra. Además, se han contratado anuncios en varios medios impresos de toda la Comunidad. A través de estos materiales se explica a los usuarios porqué es necesario gestionar correctamente los residuos generados en las reparaciones de sus vehículos: aceite, neumáticos, filtros, chatarra y piezas.

“Si no lo hacemos de manera adecuada se puede causar un enorme daño al medio ambiente”, aseguran los responsables de la iniciativa. Por ejemplo, un litro de aceite de motor usado puede contaminar un millón de litros de agua; en cambio, si se entrega en un taller autorizado, puede volver a utilizarse como aceite lubricante o combustible industrial. Además, el incumplimiento de la normativa de residuos conlleva una sanción administrativa de hasta 1.750.000 euros (en caso de infracción muy grave).

Por su parte, Fermín Martínez de Hurtado, director de Comunicación de Sigaus, ha declarado que “en Sigaus tenemos muy claro el papel fundamental de los talleres en evitar el impacto ambiental de un residuo tan contaminante como el aceite usado de los automóviles. Y son importantes no sólo como productores del residuo, sino como canal de comunicación hacia los automovilistas. Esta campaña puede ser muy útil para que los ciudadanos de Navarra conozcan que, detrás del cambio de aceite de su coche, tiene lugar un proceso que hace posible; por ejemplo, la gestión de más de 3.000 toneladas de aceites usados en 2016 y evitar la emisión de más de 6.000 t de CO2”.

Por su parte, Isabel López-Rivadulla, de Signus, ha señalado que “Navarra está concienciada ambientalmente. La totalidad de los neumáticos fuera de uso de tratan dentro de la Comunidad y todos ellos se convierten en materiales reciclados destinados a diferentes usos como parques infantiles, carreteras, barreras de seguridad, entre muchos otros”. Finalmente, José Sánchez, de TNU, ha indicado que “lo que nosotros queremos destacar, sobre todo, es que para ser sostenibles, es imprescindible reciclar”.