Un total de más de 300 invitados asistieron a la inauguración, en Alcalá de Henares, del nuevo concesionario Jaguar. El Grupo Quiauto ya contaba con la representación de la marca Land Rover en el municipio madrileño y ahora este nuevo punto de venta se adapta perfectamente a los estándares de calidad, atención y servicio al cliente que exige Jaguar Land Rover.

En el acto también se presentó el F-Pace, el primer SUV en la historia de Jaguar, todo ello apadrinado por Manuel Díaz, 'El Cordobés', quien mostró su satisfacción ante un modelo que “combina la deportividad de Jaguar con las capacidades todoterreno de Land Rover: se trata de un coche original y perfecto para disfrutar de él tanto dentro como fuera de la carretera”.

Realizado con la arquitectura de aluminio ligero de Jaguar, el nuevo F-Pace cumple la promesa del revolucionario prototipo C-X17 y combina su pureza de líneas, superficies y proporciones con características inspiradas en el deportivo F-Type, tales como su potente trasera o salidas de aire. Tiene capacidad para cinco ocupantes adultos con total comodidad gracias al generoso espacio para cabeza y rodillas. Además, su maletero tiene un sorprendente volumen de 650 litros.

Los asistentes pudieron contemplar por primera vez y en exclusiva el nuevo diseño del espacio de Quiauto, que se ha acogido a los estándares de la marca, creados en base a tres criterios: transparencia, flexibilidad y modularidad.

Además, el diseño de estos estándares ha tenido siempre en cuenta el aspecto medioambiental como uno de sus fundamentos, consiguiendo, por ejemplo, limitar el consumo energético de la climatización y la calefacción.

“La inauguración de estas nuevas instalaciones forma parte de un proyecto a nivel mundial muy importante para Jaguar Land Rover. Estamos realizando un gran esfuerzo para asegurar la mejor presencia y servicio de nuestras marcas en todos los mercados donde operamos”, explicó Luis Antonio Ruiz, presidente y consejero delegado de Jaguar Land Rover Iberia.