La mejora de los indicadores económicos, el mayor uso del coche y del kilometraje medio, junto al repunte de la siniestralidad, están influyendo en la actividad de la posventa del automóvil. Pero la elevada edad del parque español continúa lastrando la evolución de la factura a la hora de pasar por el taller. Según datos actualizados a 1 de noviembre de GT Motive, los costes medios de las reparaciones de chapa y pintura se han abaratado un 6,35% desde 2015, hasta alcanzar los 821,21 euros, mientras que la factura del taller mecánico ha registrado un descenso del 8,31%, hasta situarse en los 323,10 euros.

Así, reparar la carrocería en un taller de chapa y pintura es, de media, 55 euros más barato que hace apenas un año. Aunque, según la información de aportada por GT Motive, existen notables diferencias en el ticket medio a satisfacer en función del lugar en el que se repare el vehículo. En este sentido, Madrid, la provincia con la factura media de carrocería más cara (1.457,48 euros), triplica el precio medio de la más barata, Ceuta (443,47 euros).

Junto a la capital, el ranking de las provincias más caras a la hora de pasar por el taller de chapa y pintura está compuesto por Melilla (1.220,46 euros), A Coruña (1.145,99 euros), Soria (1.144,35 euros), Lleida (1029,70 euros) y Pontevedra (1000,23 euros). Navarra, con una factura media de 988,41 euros, es la primera provincia de la lista en la que el precio baja de los 1.000 euros.

En el extremo opuesto, y después de Ceuta, la relación de las cinco provincias más baratas a la hora de reparar la carrocería se completa con Sevilla (692,76 euros), Guadalajara (694,80 euros), Cádiz (705,38 euros) y Granada (705,89 euros).

Por otro lado, y dentro de la factura media del taller mecánico, la Ciudad Autónoma de Ceuta tiene el precio más elevado, con un coste medio de 906,09 euros, según los datos de GT Motive. Este hecho contrasta con la factura media del taller mecánico en Álava, que apenas representa un tercio de dicha cifra tras registrar una caída del 7,11% frente a 2015.

Melilla (684,77 euros), Teruel (661,83 euros), Huesca (518,06 euros) y Ourense (504,86 euros) completan la lista de las ciudades donde la factura media del taller mecánico es más elevada, mientras que, por encima de Álava (306,26 euros), encontramos a Albacete (329,08 euros), Jaén (351,21 euros), Huelva (356,81 euros) y Granada (361,35 euros), como las provincias más baratas para realizar una reparación de mecánica en el taller.