Siemens vuelve a sorprender al ofrecer una tecnología consistente en aplicar el tradicional sistema de pantografía y catenaria al transporte de mercancías, con el objetivo de reducir las emisiones de este segmento.

 

La novedad de la multinacional germana pretende hacer realidad camiones eléctricos más eficientes y económicos, mediante el rediseño del sistema tradicional de pantografía y catenaria, así como a un motor eléctrico que mantiene toda la flexibilidad de los diésel.

Se trata de un motor eléctrico que captaría la energía procedente de una subestación a través del pantógrafo y la catenaria, o lo que Siemens denomina eHighways, las autopistas eléctricas. En palabras de la compañía alemana, los "trolecamiones" tienen que contar con la tecnología adecuada para obtener y transmitir esa energía al motor.

Para ello, Siemens rediseña el tradicional pantógrafo para que estos vehículos puedan conectarse y desconectarse de la red, de forma automática o manual, sin importar la velocidad a la que circulen y siempre con la máxima flexibilidad y seguridad.

"Un sensor detecta el tramo en el que están las catenarias y un sistema de control inteligente permite al pantógrafo tomar la posición adecuada para acoplarse a ellas, mantenerse y transmitir directamente esa energía al motor. La electricidad que genera el frenado de los camiones se devuelve a la red, lo que garantiza una mayor eficiencia del sistema", exponen sus dirigentes.

Cuando los camiones circulan fuera de las líneas de catenaria utilizan un sistema de accionamiento eléctrico que funciona también con diésel, gas natural comprimido o baterías. Según cálculos de Siemens, este innovador sistema permitiría reducir forma drástica los costes asociados al funcionamiento de los camiones y las emisiones de CO2.