Tispol, la red europea que reúne a los organismos que en cada país velan por la seguridad vial, ha querido agradecer a la Federación Española de Empresarios profesionales de Automoción (Conepa) su apoyo en la celebración, por primera vez, del Día sin Muertes en Carretera, el pasado 21 de septiembre, una iniciativa encuadrada en las actuaciones del Proyecto Edward.

La aportación de Conepa al importante objetivo de reducir los fallecimientos por causa de accidentes de tráfico consistió en proponer a los talleres españoles el envío de mensajes a sus clientes por cualquier medio (cartas, correo electrónico, webs, redes sociales, WhatsApp) para mentalizarles sobre la importancia del mantenimiento responsable del vehículo en la seguridad vial.

Los resultados de esta acción, en la que han participado instituciones y empresas de 31 países, se han presentado ya en el Parlamento Europeo de la mano de la comisaria de Transportes de la Unión Europea, Violeta Bulc. Durante el 21 de septiembre fallecieron 43 personas en las carreteras europeas, un 39% menos que en el mismo día del año anterior, mientras que en nuestro país las víctimas mortales fueron dos, frente a siete en 2015.

Asimismo, Tispol subraya el notable impacto de las redes sociales en la difusión de esta iniciativa: durante el día 21, el anterior y el posterior, se registraron casi 8.000 post y la etiqueta #ProjectEDWARD fue usada por casi 20 millones de personas. Además, el Proyecto Edward fue trending topic en muchos países europeos.

Atendiendo a la solicitud de Tispol, Conepa desarrollará, próximamente, una propuesta de actuación para la próxima edición de la jornada de concienciación en 2017.