Las investigaciones de la Comisaría Local de la Policía Nacional en Miranda de Ebro para perseguir las redes de explotación laboral han permitido localizar en la localidad burgalesa un taller mecánico donde, presumiblemente, pudieran estar desarrollándose actividades ilegales, informa El Diario de Burgos.

Una vez constatada la existencia del establecimiento y de la actividad que se desarrollaba en su interior, los funcionarios policiales, acompañados de la Inspección de Trabajo, procedieron a la inspección del local para verificar el cumplimiento de la “Legislación Laboral”, así como para la detección de posibles trabajadores extranjeros en situación irregular en aplicación de la ley correspondiente.

En la inspección se procedió a la identificación de una persona de nacionalidad cubana que se encontraba trabajando sin disponer de la preceptiva autorización de residencia ni de trabajo, por lo que la Brigada de Extranjería iniciará los trámites administrativos oportunos al hallarse esta persona en territorio nacional de forma irregular. La Policía Nacional también detuvo al empleador, una persona de nacionalidad española y a la que se investiga por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y favorecer a la inmigración ilegal.

Cabe destacar que la Brigada de Extranjería, junto con Inspección de Trabajo, detectaron hace un mes la misma situación en otro taller mecánico de Miranda de Ebro, habiendo entre ambos casos una clara similitud, dado que los trabajadores eran de nacionalidad cubana sin documentación legal para poder estar en Territorio Schengen, y los centros de trabajo donde se localizaron a estos trabajadores eran talleres mecánicos.

Los empleadores detenidos pueden afrontar, además de multas económicas de carácter administrativo, un procedimiento penal que conlleva penas de cárcel. Por su parte, a los ciudadanos extranjeros en situación irregular se les incoa el correspondiente expediente de expulsión, aunque pueden acogerse a procedimientos extraordinarios de regularización si demuestran que como víctimas, y como puede ser el caso, han podido estar sometidos a condiciones de explotación laboral.