La Conferencia Thiesel supone un punto de encuentro internacional entre la industria, instituciones de investigación e instituciones académicas que participan en I D para motores de automóviles. El encuentro, que cumple este año su novena edición, tendrá lugar desde el 13 al 16 de septiembre en Valencia.

El principal objetivo de Thiesel 2016 es contribuir al desarrollo de motores de combustión limpios y silenciosos, atrayendo a los avances de más calidad, tanto de la industria como de la academia; examinando las últimas innovaciones en relación a los procesos dinámicos de termofluidos y en motores de inyección directa; y facilitando el intercambio de conocimientos valiosos y experiencias entre los principales actores del sector de I D de la automoción.

Desde la Universidad Politécnica de Valencia explican que, en general, se acepta que el motor de combustión interna seguirá siendo el principal sistema de propulsión para vehículos en los próximos 20-30 años y, además, seguirá estando presente incluso en vehículos híbridos y eléctricos. Por lo tanto, la investigación innovadora en los motores de combustión representa una forma prometedora más para una reducción sustancial de las emisiones contaminantes, hasta que las nuevas soluciones basadas en tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible puedan alcanzar su madurez.

La innovación, sin embargo, exige importantes esfuerzos de investigación, continúan desde la UPV. Por el lado de la combustión, se requerirá un mayor desarrollo de estrategias de control avanzado y hardware, capaz de explotar al máximo la flexibilidad que ofrecen los sistemas modernos de inyección múltiple. En cuanto a otros procesos del motor, también serán necesarios avances en la gestión térmica y del aire en el motor, en respuesta a las demandas previstas para un control preciso de los flujos de calor, la recirculación de gases de escape (EGR) y de la operación del sistema de turbocarga. Además, es probable que surjan nuevos y desafiantes temas relacionados con la tecnología de postratamiento y la reducción del ruido del motor.

La perspectiva permite una visión optimista sobre el potencial de las tecnologías de motores de combustión limpios y silenciosos, aunque su éxito final depende, según la universidad valenciana, de tener conciencia de las necesidades de la industria de automoción y de la voluntad de la industria automotriz para invertir en investigación básica a medio y largo plazo.