Wolf dio a conocer su gama de productos lubricantes de alto rendimiento para automóviles y su nueva estrategia comercial en Automechanika Frankfurt, certamen que cerró sus puertas el pasado 17 de septiembre. La compañía se ha marcado como objetivo ser la mejor marca de lubricantes del mercado en un plazo de cinco años a través de una nueva estrategia comercial, basada en cinco pilares: “Activación de la marca”, “Refuerzo de la distribución”, “Experiencia”, “Rentabilidad” y “Desarrollo conjunto del negocio”.

En este sentido, la feria alemana ha servido para mostrar su visión de colaboración con proveedores, distribuidores y talleres para aumentar la rentabilidad de los lubricantes y lograr mayor penetración en los mercados. El stand de Wolf permitía hacer un recorrido completo por la marca para conocer su visión del mercado y todos los detalles de sus principales productos, entre ellos, la última gama de aceites para el motor Wolf pensada para los nuevos motores de Volkswagen y BMW.

El aceite de motor Wolf OfficialTech 0W20 LL FE, destinado a los nuevos motores 2.0 TFSI 140 kW y 3.0 TDI CR 160 kW de Volkswagen, es de viscosidad ultra bajo, totalmente sintético, para los motores con la especificación VW 508 00 / 509 00, diseñados para utilizar aceites de la última tecnología. La viscosidad ultra-baja reduce el desgaste, asegura unas emisiones de CO2 más bajas y mejora el ahorro de aceite en un 4% hasta 0,12 L/100 km, en comparación con un 5W30 estándar.

Por su parte, el nuevo aceite de motor Wolf OfficialTech 0W30 MS-BFE ha sido desarrollado para cumplir con las estrictas especificaciones Longlife-12 FE de BMW, así como para los motores diésel de la marca fabricados a partir de 2014. El nuevo lubricante se anticipa a la tendencia actual de los motores que necesitan cambios de aceite menos frecuentes, además de destacar la capacidad de ahorro de combustible, que puede alcanzar hasta un 1,5%.

Otra novedad de Wolf es OfficialTech 0W20 MS-V, un lubricante diseñado para dar servicio a los motores diésel y gasolina de Volvo Architecture. La viscosidad extremadamente baja, alcanzada por el uso de aceites de base sintética de calidad superior, proporciona una película de lubricante estable en el arranque en frío. Este lubricante, desarrollado para los intervalos de cambio de aceite prolongados de 30.000 km o dos años, también se puede utilizar para otros vehículos de pasajeros que requieren un grado de viscosidad 0W20 y de rendimiento ACEA A1/B1.

Por otro lado, Wolf exhibió en Automechanika Frankfurt un líquido de transmisión de largo intervalo de sustitución para cajas de cambio automáticas de camiones y vehículos pesados, como ampliación de su gama de aceites de tecnología avanzada que cumplen los requisitos actuales de mayor eficiencia, reducción de emisiones y menor consumo.