Uno de cada tres conductores en Alemania considera la primavera el momento ideal para llevar su vehículo a revisión. Así lo ha demostrado una encuesta realizada por el instituto YouGov, especialista en estudios de mercado. En consecuencia, los expertos de ZF Aftermarket recomiendan a los talleres que, coincidiendo con el comienzo de los meses más cálidos, ofrezcan a sus clientes un servicio de revisión de las piezas del vehículo más importantes para la seguridad que favorece, no sólo a la seguridad del coche, sino también contribuye a una mayor fidelidad de los clientes y a aumentar la facturación del taller.

Según la Oficina Federal de Estadística alemana, en un invierno muy frío se pueden esparcir hasta 3,5 millones de toneladas de sal para mantener las carreteras alemanas libres de hielo, producto que resulta muy agresivo para componentes del chasis. Los expertos de ZF Aftermarket consideran que es imprescindible someter todo el chasis a una revisión profesional coincidiendo con el comienzo de la primavera, además de comprobar el desgaste de los forros y los discos de freno, las pinzas y los tubos flexibles de los frenos, ver si son estancos y si funcionan correctamente.

Igualmente, un amortiguador defectuoso puede tener consecuencias críticas en el efecto de frenado: si el amortiguador no está en buenas condiciones, la distancia de frenado aumenta, la adherencia al suelo en las curvas empeora y el riesgo de “aquaplaning” es mayor. Y disminuye, incluso, la eficacia de los elementos electrónicos asistentes de conducción, como el ABS. Por todo ello, según la recomendación de los expertos, tanto los amortiguadores como los componentes relevantes para su funcionamiento correcto deben revisarse a los 80.000 kilómetros, y, después, cada 20.000.

ZF Aftermarket contribuye a la seguridad general en carretera con su amplia gama de productos con la calidad de equipo original: los frenos de TRW, los amortiguadores de la marca Sachs y Boge, y los componentes de dirección y chasis de Lemförder. Además, el especialista en servicio posventa ofrece un amplio abanico de prestaciones de valor añadido: desde prácticos cursillos e información técnica hasta conceptos de taller profesionales.