El nuevo BMW Serie 6 tiene una transmisión estándar de ocho velocidades automática, suministrada por ZF. Se trata de un sistema con un mayor número de engranajes y un mayor índice de transmisión logrado sin aumentar el tamaño ni peso de una transmisión estándar.

Además, el nuevo Serie 6 cuenta con una dirección asistida eléctricamente y además también presenta un sistema opcional conocido como "Dirección Activa Integral", creado por ZF Lenksysteme, una empresa conjunta entre ZF y Robert Bosch. Esta dirección activa integral puede tomar el control del ángulo de giro de las ruedas traseras mediante un motor concéntrico, lo que aumenta la maniobrabilidad del coche a bajas velocidades.

Por su parte, LuK suministrará el sistema de embrague autoajustable, incluyendo el volante bimasa y los discos de embrague.

Bosch también proporciona el sistema de inyección directa, tanto para las versiones de gasolina de la serie 6 como también para los modelos diésel. El sistema de inyectores se encontrará situado en posición central entre las válvulas, cerca de las bujías de encendido, lo que permite una mayor precisión, ayudando a incrementar la aceleración del nuevo BMW, al tiempo que reduce el consumo de combustible. Igualmente, Bosch suministrará los componentes clave, tales como el sistema de arranque y parada para un mayor ahorro de combustible y los controles de estabilidad dinámica.

 

Vía | Taller Virtual