Bajo las marcas Elstock, DRI, TMI y Lucas, Borg Automotive ofrece a distribuidores y talleres calidad de equipo original, alta cobertura del mercado, gran capacidad de entrega y precios competitivos, entre otros. Hasta ahora, la gama incluía ocho grupos de productos: pinzas de freno, motores de arranque, alternadores, compresores de aire acondicionado, válvulas EGR, bombas de dirección, cremalleras de dirección y columnas de dirección. La inclusión de turbocompresores como noveno grupo de productos amplía la cartera de productos de la empresa, que también consolida su posición en el mercado de repuestos con un segundo grupo de productos centrado en unas emisiones de gases de escape menores, más limpias y optimizadas.

El nuevo grupo de turbocompresores comprende más de 700 referencias para automóviles y vehículos comerciales ligeros, con la misma calidad que la nueva pieza original para más de 117 millones de vehículos en Europa. Al igual que todos los recambios refabricados de Borg Automotive, los turbocompresores son cascos originales que se reacondicionan hasta su estado actual conforme a los mejores estándares.

Borg Automotive España se encarga del proceso de refabricación. La fábrica de Pamplona es el mayor refabricante de turbocompresores de Europa para vehículos de hasta 3,5 toneladas y está certificada bajo las normas de calidad ISO 9001:2015, 14001:2015 e IAFT16949, la norma especial de calidad en la producción para el sector de la automoción.

reman turbo borg automotive 2

Borg Automotive Spain solo refabrica cascos de fabricantes OE y, por tanto, cubre las principales marcas y vehículos. Los turbocompresores con geometría de turbina variable también se encuentran disponibles en la gama de productos, así como los turbocompresores de accionamiento eléctrico.

El proceso de refabricación es muy exhaustivo. Cada turbocompresor se desmonta, limpia e inspecciona en detalle. Si es apto para la refabricación, Borg Automotive sustituye las piezas pequeñas y desgastadas. Los recambios utilizados proceden principalmente de proveedores de renombre de nivel 1 y 2. Por último, cada turbocompresor debe superar más de 30 pruebas antes de la entrega, de acuerdo con las especificaciones del fabricante, y también se comprueba su perfecto funcionamiento en una operación en carretera simulada.

“Con nuestro nuevo grupo de productos, ahora también ofrecemos turbocompresores de primera clase. Todos salen ganando: tanto distribuidores como talleres y automovilistas se benefician de una excelente relación calidad-precio, y la economía circular se beneficia de los productos refrabricados”, declara Ivan Mikkelsen, director comercial de Borg Automotive.

Todos los turbocompresores, con una garantía de dos años sin límite de kilometraje, están disponibles para los clientes de Borg Automotive en TecDoc y en las tiendas online de la empresa. Previa solicitud, pueden recibir un pedido listo para instalar en aproximadamente 24 horas.