Bosch ha iniciado la fabricación en serie del nuevo sistema ESP plus. Con esta nueva versión se puede incorporar, además de la protección contra derrapes, un gran número de funciones adicionales de seguridad y de asistencia al conductor. La gran calidad de regulación del ESP plus ofrece a los fabricantes de automóviles, por ejemplo, la posibilidad de incorporar el Control de Crucero Adaptativo en combinación con la función Stop & Go. De esta manera, Bosch potencia una mayor difusión de estas funciones de asistencia al conductor en vehículos de los segmentos compacto y medio.

La versión básica de la generación 9 ofrece ya toda la protección contra el derrape, y los sensores para la medición de la velocidad del giro del volante y de la aceleración transversal se pueden integrar en el sistema electrónico del módulo de control. El nuevo sistema ESP plus de Bosch pude regular con exactitud la presión de los frenos, incluso en las intervenciones de frenado más pequeñas, gracias al direccionamiento más preciso de la bomba de retorno, de las válvulas de regulación de la presión altamente estancas, así como a los dos sensores de presión adicionales. Esto es muyimportante, especialmente en el caso de las funciones de confort como el Control de Crucero Adaptativo (ACC). La generación 9 se completa con la variante ESP premium, que hace posible las más avanzadas funciones de confort. Esta versión tiene una bomba de retorno con seis pistones que genera la presión de forma rápida y regular, prácticamente sin vibraciones y sin ruidos.

Con las primeras producciones en serie para un fabricante de automóviles de la nueva versión del ESP, este fabricante y Bosch han desarrollado un Control de Crucero Adaptativo de altas prestaciones que incluye la función Stop & Go. Bosch también le suministra a este fabricante, junto al ESP plus, el sensor de radar LRR3. La función Stop&Go frena automáticamente el vehículo cuando hay tráfico lento con detenciones y, si el vehículo se detiene un corto periodo de tiempo, arranca también automáticamente. Si la parada es más prolongada, el conductor solo tiene que pisar ligeramente el acelerador, para volver a reactivar la función.