El riesgo de morir en un accidente sigue siendo 20 veces mayor para los motociclistas que para los conductores de automóviles. Esto ha llevado a Bosch a desarrollar Help Connect, un sistema de llamada de emergencia para motos conectado digitalmente que acelera el proceso de rescate. Utiliza un algoritmo inteligente de colisión, instalado en la unidad del sensor de inercia del vehículo, para detectar accidentes.

A través de una aplicación para smartphone, Help Connect transmite información sobre el conductor y el lugar del accidente al Bosch Service Center (Centro de Servicio de Bosch) y, desde allí, a los servicios de emergencia para ayudarles a encontrar a la víctima más rápidamente. Un mensaje automático de este tipo puede reducir a la mitad el tiempo que tardan los servicios de rescate en llegar al lugar del accidente (fuente: proyecto europeo Harmonized eCall European Deployment, I_HeERO).

bosch help Connect

Help Connect se basa en la información de la unidad de sensor de inercia del Control de Estabilidad de la Motocicleta MSC de Bosch. Este sensor integrado mide la aceleración y la velocidad angular cien veces por segundo. Por eso, puede calcular con precisión la posición actual de la motocicleta y el ángulo de inclinación. Además, el algoritmo de colisión integrado permite que el sensor detecte automáticamente si la motocicleta ha estado involucrada en un accidente o si un percance ha provocado su caída estando estacionada. El sistema no requiere una unidad de control adicional, lo que permite integrarlo de manera sencilla en una moto.

A través de Bluetooth se conecta a la aplicación de emergencia Vivatar de Bosch. También se pueden integrar en la solución otras aplicaciones para smartphone, tales como las propias de los fabricantes de motocicletas. Además de información sobre la localización, Help Connect transmite al Bosch Service Center todos los datos médicos proporcionados por el usuario, ya que pueden resultar vitales para los servicios de emergencia. Bajo solicitud, pueden ser contactadas automáticamente otras personas para recibir las notificaciones del accidente.

El servicio de llamadas de emergencia estará inicialmente disponible para clientes de Alemania. Los usuarios podrán comunicarse desde cualquier país europeo con el Bosch Service Center en alemán o inglés. Si el accidente es grave y el motorista no responde, los servicios de emergencia se dirigirán inmediatamente al lugar. Como los smartphones se llevan generalmente cerca del cuerpo, los conductores involucrados en un accidente se pueden localizar rápidamente incluso si han salido despedidos en la colisión.