Los sistemas de dirección del vehículo, ya sean para turismo o vehículo industrial, son más importantes que nunca para la movilidad del mañana. Por esta razón, Bosch asumió, en 2015, total responsabilidad en cuanto al desarrollo y comercialización de los sistemas de dirección de la marca ZFLS, una ‘joint venture’ entre Bosch y ZF, en la que Bosch cooperaba a través del desarrollo de dichos sistemas. Actualmente, bajo la división Bosch Automotive Steering, la compañía no solo ofrece componentes nuevos y remanufacturados (a través del programa Bosch eXchange) para turismos y vehículos industriales, sino también formación y equipamiento para el taller (KTS y ESI[tronic]).

El sistema de dirección de un vehículo es una parte integral de todas sus operaciones. Cuando falla debido a una caja de dirección averiada, defectuosa o de calidad inferior, podría llegar a producirse un accidente. Además, las unidades de dirección son productos únicos para cada vehículo o aplicación de plataforma, debido al elevado coste de desarrollo y fabricación de ciertos componentes como la caja de dirección. En la mayoría de los casos, tan solo se adopta un fabricante o solución de primer equipo por vehículo/aplicación de plataforma, lo que significa que, a la hora de sustituir el producto en el mercado independiente ‘aftermarket’, hay que usar el producto desarrollado por el fabricante original.

Si hablamos de movilidad automatizada y conectada, la conexión del sistema de dirección eléctrico con las unidades de control del vehículo ofrece una mayor seguridad, comodidad y conveniencia, como, por ejemplo, en sistemas como el asistente de esquiva, de atascos y de aparcamiento. Adicionalmente, el sistema de dirección asistida eléctrica EPS es una de las tecnologías clave para la electrificación de la propulsión, reduciendo significativamente el consumo de energía, y una tecnología clave a la hora de implementar la conducción automatizada.

Bosch no solo suministra piezas, equipamiento y servicios para turismos, sino que también es proveedor de soluciones globales para vehículo industrial. En el caso de los turismos, como parte de los sistemas hidráulicos HPS, los componentes más importantes son la caja de dirección y la bomba hidráulica. En el año 2000, se empezaron a equipar todos los turismos con sistemas de dirección eléctrica EPS, sistemas más modernos y que presentan mayores desafíos para los talleres. Para disponer de toda la información necesaria que permita diagnosticar correctamente, Bosch pone a disposición de los talleres producto nuevo y remanufacturado, además del equipamiento necesario para la reparación.

Además de producto nuevo, Bosch cuenta con la gama de productos de intercambio (Bosch eXchange), los cuales disponen de las mismas características de calidad con las que cuentan los productos nuevos, siendo fabricados bajo las mismas normas y con las mismas piezas que los de Primer Equipo. De esta forma, Bosch garantiza que la reparación de este sistema tan esencial para la seguridad, se hace con el único producto que cumple al cien por cien con los requisitos necesarios.

Finalmente, Bosch ofrece una solución completa para el taller, al incluir cursos de formación en sistemas de direcciones, que le permiten al técnico realizar la reparación con los mejores conocimientos posibles. Pero, además, pone a disposición del taller el equipamiento necesario para realizar dichas reparaciones gracias al KTS con PassThru, que permite consultar la información de primer equipo.

La gama de componentes de direcciones Bosch engloba la gama de turismos (direcciones con asistencia hidráulica HPS, direcciones con asistencia eléctrica EPS, bombas electrohidráulicas y bombas hidráulicas) y de vehículos industriales (depósitos de aceite, bombas hidráulicas, cajas de dirección, válvulas y sensores de flujo, cilindros operativos, engranajes cónicos, ejes y articulaciones).