Continental actualiza su gama de correas de distribución para el mercado del recambio con el lanzamiento de la correa CT1228, que sustituye al modelo anterior CT1188 en todas las aplicaciones. Está diseñada para su uso en motores Peugeot y Citroën de 1,2 litros fabricados a partir de finales de 2013.

En algunas aplicaciones, la correa de distribución funciona directamente en baño de aceite, diseño con el que los fabricantes pueden reducir la fricción en el motor y, por lo tanto, sus emisiones. Al mismo tiempo, esto garantiza un funcionamiento silencioso con tiempos de control muy precisos. Pero, según explica Continental, este tipo de funcionamiento es muy exigente con la correa de distribución en lo que se refiere a la resistencia de los materiales, ya que incluso el más mínimo nivel de impurezas en el aceite podría dar lugar a la formación de cristales. Si estos cristales, extremadamente duros, se interponen entre la correa y la polea de transmisión, pueden dañar la correa y, en el peor de los casos, desgarrarla.

Por esta razón, Continental ha mejorado las propiedades de los materiales de la correa: el armazón de fibra de vidrio tiene un revestimiento optimizado resistente al aceite y está integrado en un caucho HNBR (caucho hidrogenado de butadieno y nitrilo acrílico) reticulado con peróxido. Este caucho tiene un contenido de nitrilo acrílico (ACN) aún más elevado que antes. Cuanto más elevado es este contenido, más resistente es el material frente a determinados compuestos, entre ellos, los de carbono que pueden crearse por la fricción de las impurezas cristalizadas en el aceite.

El tejido de aramida de la parte interior de la correa también está equipado con un sistema multicapa de protección contra el desgaste. “La correa CT1188 ya estableció estándares en lo que se refiere a robustez y resistencia. En el nuevo desarrollo CT1228, hemos sido capaces de mejorar aún más estas propiedades”, afirma Robert Franz, product manager de Continental. Esto significa que incluso los motores antiguos, con un kilometraje elevado, pueden aprovechar la eficiencia y los beneficios medioambientales, que les proporciona el diseño de una correa de distribución que funciona en baño de aceite. Para ello es esencial, de acuerdo a la compañía, que los talleres cumplan con exactitud las especificaciones del fabricante en lo referente al aceite.

Para la nueva correa de distribución CT1228, Continental ofrece una garantía de cinco años a los talleres registrados. También la compañía pone a disposición para los mecánicos la serie de vídeos “Watch and Work” en los que se informa, entre otros, sobre el principio de las correas de distribución que funcionan con aceite.