¿El aire que su cliente respira en el habitáculo es limpio? Lo más probable es que no lo sea. No por acción directa de quien viaja en el coche, sino por cuestiones naturales y ambientales. No se engañe: la probabilidad de estar respirando las bacterias, el moho y los hongos dentro del coche es enorme. Y ese es un mensaje que los talleres deben pasar a sus clientes al mismo tiempo que presentan la solución Liqui Moly.

El nuevo Klima Refresh (Ref. 20000) elimina el olor rápida y fácilmente en los sistemas de aire acondicionado del vehículo y en el habitáculo causados por bacterias y moho en los sistemas de aire acondicionado, conductos de ventilación o dentro de los vehículos, sin la necesidad de perder el tiempo desmontando el filtro de la cabina. El ingenioso embalaje, que también sirve para fijar el Klima Refresh dentro del vehículo, lo hace mucho más fácil de usar.

klima2Es muy común, cuando se conecta el aire acondicionado después de un período de varios meses de poca o ninguna utilización, sentir un olor desagradable. Esto está relacionado con la tecnología del sistema de climatización. El evaporador, responsable del aire fresco, está permanentemente húmedo del agua de condensación: una fuente perfecta para acumulación y multiplicación de mohos y bacterias que no se ven, entre ellas la temida legionella. Cuando se conecta el sistema de climatización se ventilan al interior del vehículo y no se trata sólo de ser desagradable. Es muy común causar alergias, irritación en los ojos y es especialmente grave para las personas con asma. La cuestión es que, aunque tenga un filtro de habitáculo nuevo, este aire contaminado acaba siempre por pasar por él.

En solo 10 minutos, el Liqui Moly Klima Refresh libera el habitáculo del moho y de las bacterias, desinfectando los canales de ventilación, garantizando un aire fresco y limpio para toda la familia. No es necesario desmontar nada en el coche y es una operación muy simple.

Por lo menos debe usarse un envase de Klima ReFresh una vez al año, inmediatamente antes de una utilización más intensiva del aire acondicionado. Las personas más sensibles a las bacterias, con historial de alergias o asma, deben hacerlo cada seis meses, ya que el aire acondicionado es también muy utilizado en invierno. El producto también puede ser aplicado como medio preventivo, para evitar la formación de olores desagradables y es aconsejable que siempre que cambie el filtro de habitáculo haga esta limpieza de los conductos y del sistema de aire acondicionado. Esta operación se puede realizar en el taller durante el servicio de mantenimiento habitual.