Comline cuenta con pastillas, discos y pinzas de freno. En el caso de las pastillas, cuentan con cuñas de refuerzo RMR (goma-metal-goma) en más de 500 referencias populares para reducir el ruido y eliminar el chirrido. Todas las pastillas están certificadas bajo la norma ECE R90. Las pastillas Comline van más allá de los requisitos R90, e incluyen pruebas adicionales 'R90 +' como: ensayo de cizallamiento, pruebas de desgaste, prueba AK Master (en banco dinamométrico) y pruebas de ruido a velocidad y presiones variadas. Las pastillas de freno Comline abarcan turismos, vehículos comerciales ligeros y aplicaciones comerciales.

En el caso de los discos, cada disco de freno Comline está desarrollado, probado y fabricado para garantizar un rendimiento de frenado constante y fiable. A la gama de frenos Comline se le aplica un revestimiento anticorrosivo especializado que garantiza una calidad superior y una apariencia de máxima duración detrás de la llanta de aleación. La gama Comline comprende más de 1350 discos de freno, de los cuales 600 recubiertos y más de 30 con sensor ABS y rodamiento integrado.

Los discos de freno recubiertos Comline se someten a un proceso de 9 etapas que aplican un revestimiento anticorrosivo especializado que garantiza una calidad superior y una apariencia de máxima duración detrás de la llanta de aleación. El recubrimiento anticorrosión asegura que el freno de disco está listo para su instalación desde su adquisición, no habiendo ningún tipo de pérdida económica o de tiempo desengrasando el disco.

Por último, las pinzas de freno están fabricadas con materiales cuidadosamente seleccionados para minimizar la transferencia de calor entre el sistema disco-pastilla, y el líquido de frenos. Comline ofrece 900 referencias con una amplia cobertura en marcas y modelos conocidos, están fabricadas en acero o aluminio aligerado e incluye aplicaciones para freno de mano eléctrico.