El envejecimiento continuado del parque automovilístico junto con los datos proporcionados por el último informe de Anfac, en el cual se habla de un continuo envejecimiento del mismo hasta 2022, provocarán un empeoramiento en la calidad del medio ambiente y de la seguridad vial. Esto supone una antigüedad media por vehículo de más 10 años, lo que provoca un aumento de las revisiones así como del mantenimiento de motores, beneficiando en gran medida al mercado aftermarket. Como aspecto principal de esos mantenimientos, encontramos la sustitución de los filtros del motor y aquí es donde Grupo Cartés presenta como propuesta diferencial Step Filters, una solución de filtración con precios competitivos y calidad aftermarket.

Step Filters supone una diferenciación en el mercado gracias a la confianza generada por la experiencia de Grupo Cartés, sumado al desarrollo de una oferta personalizada para cada sector. Además, en Grupo Cartés respaldamos nuestro servicio de calidad y cercanía con una formación, impartida por profesionales del sector tanto para los equipos de nuestros clientes como para los suyos propios”, comentan desde el distribuidor.

La amplia gama de filtros, con más de 2.000 referencias para los sectores de automoción, vehículo industrial, obra pública y agricultura, constituyen una eficiente forma de protección del motor, reduciendo los costes de reparación y mantenimiento, y conservando las prestaciones durante toda su vida útil.

En automoción, la gama de Step está compuesta por:

  • Filtros de aceite con válvula by-pass, que garantizan la lubricación del motor para el arranque en frío e incluso cuando el filtro esté colmatado. Esta solución de filtración, disponible en tipo spin-on, cartuchos tradicionales y cartuchos tipo ecológicos sin partes metálicas, con su geometría de pliegues y medios filtrantes permite garantizar la mínima pérdida de carga del sistema mientras que minimiza el impacto en el medio ambiente.
  • Filtros de combustible, que están fabricados con medios filtrantes especialmente diseñados para retener partículas de hasta 2 micras, sin comprometer el caudal necesario para que el motor trabaje en su punto óptimo de rendimiento. Este a su vez, también está diseñado en varias modalidades, impactando mínimamente en el medio ambiente.
  • Los filtros de aire fabricados en celulosa o en fibras non-woven sintéticas, que garantizan la resistencia mínima al flujo y una separación de partículas de alta eficiencia. Estos filtros se fabrican con unas juntas de poliuretano que proporcionan la estanqueidad necesaria para evitar entradas de contaminación al sistema y, además, con medios filtrantes S1 que evitan el incendio del motor y garantizan la seguridad de los ocupantes del vehículo.
  • Los filtros de habitáculo, encargados de proteger a los ocupantes del vehículo, que están diseñados para atrapar las partículas más pequeñas en suspensión, ayudando así a minimizar los problemas respiratorios y las alergias.