Hella equipará con pilotos traseros LED al último descapotable de clase media de Opel, el modelo Opel Cabrio. De esta forma, Hella da un paso más para popularizar esta tecnología -propia de los segmentos premium- e incorporar así sus últimos desarrollos, tal como hiciera anteriormente con la iluminación xenón que hoy llevan prácticamente todos los vehículos.

Así, el nuevo Opel Cabrio incorpora pilotos traseros LED, totalmente integrados en la puerta del maletero, aumentando el ahorro al tratarse de una tecnología más eficiente que la convencional. Estos nuevos pilotos realizan las funciones de luz de situación, freno y antiniebla, destacando por su estética elegante y homogénea a la hora de proyectar la luz. Así, la iluminación de posición se ha fabricado con una óptica en forma de flecha, típica de Opel y con un dispersor semitransparente.
Siguiendo con el diseño de este cuatro plazas, llama la atención además de la luz de freno, perfectamente encajada, el embellecedor cromado que recorre la parte trasera, ya que por primera vez se introduce como elemento decorativo en el piloto.
Además de esta alianza con Opel, Hella también tiene como partner a la casa alemana Audi, con la que ha trabajado conjuntamente en una nueva línea de equipamiento de faros 100% LED en su último A3. Asimismo, la compañía continúa incorporando paulatinamente sistemas inteligentes a la conducción en estos vehículos más populares, como por ejemplo cámaras para adaptar el haz de luz a la carretera.