Mantener la seguridad en conducciones deportivas es una de las características principales de la gama Bilstein que equipa modelos como el Toyota Gt 86, Subaru BRZ o Scion FR-S. Así, con el amortiguador B16 de Bilstein, que ha sido testado en competición, esta terna de vehículos puede combinar deportividad, agarre y seguridad. Los tres además, pueden equipar en posventa algunas variantes de Bilstein como los amortiguadores B6 o la versión más corta B8.

La suspensión B16 puede ser regulada individualmente, lo que permite maximizar las propiedades deportivas de estos coupés.