Garantizar la máxima limpieza del suelo es un objetivo común y fundamental para la eliminación correcta de los productos químicos utilizados diariamente en el taller. Tradicionalmente, la sepiolita era el producto más común, pero las contraindicaciones para la salud dieron la advertencia. Liqui Moly ha desarrollado alternativamente un granulado 100% a base de espuma dura de poliuretano, es decir, un material ecológico.

De esta forma, el absorbente Liqui Moly, como la sepiolita, garantiza la máxima absorción de aceite, grasa, combustible, ácido y todo tipo de productos químicos. Pero con una gran diferencia en comparación con la sepiolita: no absorbe agua. Este "secreto" garantiza un producto mucho más rentable, ya que no hay necesidad de un producto específico para absorber el agua.

La seguridad y la salud también son argumentos importantes para el uso del absorbente Liqui Moly. No causa irritación de la piel ni problemas respiratorios, dos de los principales peligros de la sepiolita. La aplicación es muy simple, solo aplique este aglutinante químico sobre el líquido a absorber en un espesor de aproximadamente 5 mm. Después de un corto período de actuación, simplemente limpie. El efecto de absorción se puede mejorar y acelerar si se barre con una escoba dura de un lado a otro.

Adecuado para su uso en superficies pequeñas y grandes dentro y fuera del taller. El absorbente Liqui Moly cumple con los requisitos de tipo I, II y III / SF con el grado "R" para productos ecológicos. Un litro de absorbente es adecuado para aproximadamente 0,62 litros de aceite.

En resumen, entre las ventajas de este producto destaca su combustión sin residuos, que es válido para limpieza interior y exterior, su alto rendimiento, es apto también para servicios de remolque y bomberos, se puede usar incluso en superficies húmedas y absorbe aceite, combustible y productos químicos hidrófobos (repelentes de agua).