La concienciación sobre la salud y la contaminación ambiental crece también en la conducción de automóviles. Los conductores y los pasajeros buscan estar protegidos frente a gases y partículas peligrosas pero también frente al polvo fino y los óxidos de nitrógeno (NOx). En este sentido, el filtro de habitáculo evita que la cabina del conductor se contamine y proporciona un aire más limpio y fresco en el vehículo.

Con el nuevo filtro de habitáculo Meyle-PD, el fabricante alemán Meyle proporciona la solución adecuada para ello: los medios filtrantes están enriquecidos con carbón activo especialmente impregnado y ofrecen una adsorción particularmente alta de NOx. Además, ofrecen una eficiencia del filtro muy alta y una elevada separación del polvo fino. Por ello, el filtro resulta adecuado especialmente para grandes ciudades con unos altos niveles de tráfico y una gran contaminación por polvo fino y, con una pérdida de presión reducida, garantiza un flujo del aire sin problemas.

A diferencia de los filtros de habitáculo convencionales con carbón activo, los NOx filtrados se adhieren químicamente como sal en el material del filtro y no se liberan ni siquiera cuando se desecha. De esta forma, el nuevo filtro de habitáculo reduce los NOx del medio ambiente de forma permanente y sostenible y directamente de la cabina del vehículo.

Meyle ofrece 38 nuevas referencias del filtro de habitáculo Meyle-PD, compuesto por las siguientes capas:

  • Fieltro de cobertura: filtra las partículas de polvo gruesas.
  • Medio para partículas: garantiza una separación excelente del polvo fino.
  • Dos capas de carbón activo impregnadas adhieren químicamente los NOx.
  • Fieltro de soporte: sirve como base para la capa de carbón activo y el medio para partículas.

Los nuevos filtros de habitáculo interior de Meyle-PD refuerzan la oferta existente de cerca de 400 filtros de habitáculo interior, además de ampliar la línea de productos de Meyle-PD. Para que el filtro ofrezca un rendimiento óptimo, el fabricante recomienda cambiar el filtro de habitáculo cada 15.000 kilómetros o dos veces al año.

Con más de 1.400 soluciones de filtrado equivalentes a las originales, Meyle ofrece una ampliación de calidad para la cartera de productos de los clientes del mercado independiente de recambios. Además de filtros de habitáculo, Meyle cuenta también con un amplio surtido de filtros de aceite, aire y combustible para todos los modelos de vehículos habituales.