Nissens Automotive, el proveedor de componentes para sistemas de automoción, amplía su gama de piezas en el sistema de AC (confort climático). La válvula de expansión térmica, junto con el compresor de AC, el condensador, el filtro-secador y el evaporador, pertenece a los componentes clave del sistema y ahora se comercializa dentro de su gama de productos.

Añadir la válvula de expansión a la diversa variedad de componentes del sistema climático es parte de la estrategia de Nissens para ser una empresa única dentro del sistema de aire acondicionado. Al mismo tiempo, la empresa pretende reforzar su posición de especialista en sistemas, ofreciendo a sus socios comerciales un paquete completo con los principales componentes del sistema, y así aumentar su competitividad en el sector de la distribución de repuestos.

“Nuestro enfoque de desarrollo en el lanzamiento de las válvulas de expansión estuvo determinado por dos importantes medidas. En primer lugar, por el objetivo de ofrecer la más amplia gama de componentes del sistema. La segunda medida está encaminada a facilitar el servicio adecuado al cliente. El procedimiento de instalación adecuada de otros componentes costosos del sistema, como el compresor de AC, ahora se puede observar más claramente, ya que la sustitución de la válvula es uno de los pasos clave en el proceso. Además, la válvula de Nissens es un producto de primer nivel y está equipada con todos los materiales de instalación necesarios para que un técnico no tenga que dedicar tiempo adicional a encontrar las juntas tóricas o los pernos de montaje necesarios para el reemplazo”, comenta Jonas Evald Kristensen, gerente de Producto del Sistema de Confort Climático de Nissens.

La válvula de expansión es uno de los componentes clave del sistema de AC. A pesar de su pequeño tamaño, la válvula juega un papel crucial para asegurar los parámetros de funcionamiento del sistema. Las características de funcionamiento de la válvula influyen no sólo en el rendimiento general del sistema, sino también en el funcionamiento adecuado de otros componentes importantes del sistema. El flujo del refrigerante y los parámetros de trabajo, entre otros, son controlados en el sistema por la válvula. Éstos tienen una influencia importante en las cargas de trabajo del compresor de AC, que pueden afectar a su vida útil y provocar fallos prematuros. Por lo tanto, es importante que la válvula trabaje con precisión de una manera específica, según lo determinado por el diseño particular del sistema. También se recomienda que la válvula se sustituya siempre durante la instalación de un nuevo compresor.

El lanzamiento inicial de las válvulas de Nissens incluye más de 60 referencias y cubre los modelos de coches, furgonetas y camiones más populares y más de 275 números de equipo original. Todas las válvulas de expansión térmica de Nissens se entregan con los componentes de instalación necesarios, es decir, juntas tóricas y tornillos de montaje, siempre que sean necesarios.

Desde noviembre, la línea completa de productos está disponible para los pedidos de los principales distribuidores de recambios de toda Europa y el producto estará disponible en el mercado para los profesionales de la AC en febrero de 2021.