La parte esencial de la nueva aplicación es la guía de aceites. Una vez introducidos marca, modelo y motorización, muestra cuál es el aceite indicado. Porque hoy en día, el aceite es una pieza de recambio líquida, muy específica, que debe adecuarse al respectivo motor. Reponer el aceite erróneo equivale a montar una pieza de recambio equivocada y puede provocar graves daños en el motor. Además, la app también aporta información acerca de otros líquidos de servicio que necesita el vehículo, como por ejemplo, aceite para caja de cambios y servodirección al igual que líquido de frenos y anticongelante.

La cantidad de especificaciones para el aceite ha crecido tanto que solamente los expertos son capaces de obtener una visión de conjunto. "Por esta misma razón, la aplicación es un apoyo práctico para los conductores que se quedan abrumados ante una larga repisa llena de aceites o aquellos que se dejan el dedo de tanto subir y bajar por las largas listas en la web", afirma Harry Hartkorn, director de tecnología de aplicación en Liqui Moly. "Y en el caso de los profesionales, se acaban las dudas a la hora del uso en el taller o también al vender a los conductores".

Además, la aplicación indica dónde se pueden comprar productos Liqui Moly, aporta conocimiento básico sobre aceites y aditivos y mantiene a día con todas las novedades de Liqui Moly. Es toda una evolución. En comparación con la versión anterior, es más ligera y de uso más intuitivo. Se puede encontrar gratis en español, portugués, alemán, inglés, francés, neerlandés, noruego, finés, sueco, ruso e italiano en la App Store de Apple y en la Tienda de Google Play.