Motul consigue la certificación JASO 2016 gracias a la formulación exclusiva de la gama Powersport basada en la tecnología ESTER. La normativa JASO 2016 (Japanese Automotive Standards Organization), que pasará a ser indispensable a partir de abril de 2021, incluye los ensayos más restrictivos que controlan el nivel de fricción de los discos de embrague y los niveles de aditivación del lubricante, especialmente los compuestos a base de fósforo y cenizas sulfatadas.

La compañía de lubricantes ha conseguido desarrollar su propia y exclusiva tecnología a base de Ésteres para la formulación de lubricantes para motocicletas de carretera, off-road, scooters, motos de nieve y agua y ATV-SXS-UTV. Esta técnica está basada en una cuidada selección de ésteres combinados con bases sintéticas y acompañada por un paquete de aditivos. Gracias a esta tecnología, Motul ha creado lubricantes de altas prestaciones, una innovación que también ofrece una solución técnica para lubricantes estándar que cumple con todas las recomendaciones OEM. Además, este avance tecnológico garantiza una mayor potencia, fiabilidad, protección y un mínimo consumo de aceite y carburante.

La tecnología ESTER es una base 100% sintética del Grupo V que refuerza y potencia la alta calidad ya existente en las bases de los lubricantes Motul, y ofrece propiedades como adhesión del lubricante a las piezas para aumentar su poder anti-desgaste y proporcionar una mayor eficiencia energética; atracción intermolecular que refuerza la película del aceite, aumentando su resistencia a la evaporación por lo que el aceite conserva durante más tiempo su viscosidad; y alto poder solvente y dispersante que permite que se solubilicen y dispersen impurezas presentes en el aceite, lo que resulta en un sistema más limpio y una mejor solubilidad de otros aditivos que componen el lubricante.

Para los segmentos on-road y off-road, Motul dispone de las gamas 7100 y 5100. La gama 7100, una línea top de lubricantes para motocicletas, es 100% sintética nacida de la tecnología de competición y está desarrollada para cumplir con las últimas especificaciones de los fabricantes tanto en normativas, como en consumo de aceite y en ahorro de combustible. Para el segmento off-road, Motul ha formulado lubricantes para garantizar la transferencia de toda la potencia desde el corazón del motor. La combinación óptima de estabilidad y propiedades anti-desgaste son la clave para el desarrollo de estos productos que aumentan el par motor ofreciendo un mayor agarre del embrague. También proporcionan una mayor protección del motor y de la caja de cambios. Estos lubricantes disminuyen la fricción interna, hecho que se traduce en una reducción del combustible.

El 7100, desarrollado con ESTER, ofrece una solución completa mejorando la resistencia de la película de lubricante a altas temperaturas y regímenes del motor para proteger el motor, el embrague y la caja de cambios. Sus reducidos niveles en fósforo y azufre optimizados aseguran el correcto funcionamiento y durabilidad de los catalizadores de escape.

La gama Powersport comprende otros lubricantes para motocicletas como los 5100, a diferencia de otros lubricantes semisintéticos, también ofrecen tecnología Technosynthese Ester para garantizar y mejorar las propiedades anti-desgaste, y asegurar la longevidad de los engranajes de la caja de cambios. Los 5000 desarrollados con tecnología HC-TECH aseguran la longevidad del motor y de los engranajes de la caja de cambios, y los 3000 compuestos por un aceite de base mineral para mejorar la resistencia a altas temperaturas e incrementar la duración del motor.

Además de lubricantes para motocicletas, la gama Motul Powersport dispone de lubricantes para todo tipo de vehículos de ocio como ATV-SXS-UTV, comprendiendo lubricantes 100% sintéticos, Technosynthese y minerales que ofrecen resistencia y estabilidad a altos regímenes del motor, lubricantes para motores de motos de nieve y motos de agua.