El BMW iX3, el primer SUV totalmente eléctrico del fabricante de automóviles alemán, contará con una suspensión semiactiva continuamente variable con válvula externa (CVSAe) opcional de Tenneco. El nuevo SUV crossover, el primero de los 13 vehículos eléctricos de nueva generación de BMW cuyo lanzamiento está previsto para 2023, estará disponible en Europa y China a finales de este año.

La suspensión CVSAe, una de las tecnologías disponibles a través de la oferta de suspensión inteligente Monroe de Tenneco, detecta y se adapta de forma continua a un entorno de funcionamiento dinámico a través de cuatro amortiguadores controlados electrónicamente.

Una unidad de control electrónico (ECU) procesa diferentes entradas de sensores y ajusta la válvula electrónica para controlar individualmente el rendimiento de cada amortiguador. El conductor puede seleccionar el modo de conducción Comfort para disfrutar al máximo. Este sistema está presente en más de 40 modelos de los vehículos más conocidos.

La tecnología CVSAe también aumenta el rango de ajuste de la fuerza de amortiguación en los vehículos equipados con paquetes de baterías de iones de litio. Este peso añadido de la batería permite aumentar la fuerza de la inercia y otras cargas dinámicas en diferentes situaciones de conducción.

Los amortiguadores semiactivos CVSAe aplican automáticamente una mayor fuerza de amortiguación en estas situaciones para reducir el cabeceo de la carrocería o la “caída de los frenos”, al mismo tiempo que mantienen un gran nivel de comodidad en la conducción.