La concentración y la capacidad de respuesta de un conductor dependen en gran medida de las condiciones climáticas, por ejemplo, la temperatura y la humedad. Si el sistema de aire acondicionado está correctamente configurado, se garantiza que la temperatura del interior del vehículo seguirá siendo agradable aunque la temperatura del exteriores sea elevada. Además, el sistema de aire acondicionado deshumidifica el aire y, por lo tanto, ayuda a evitar que se empañen las ventanas.

El compresor del aire acondicionado juega un papel importante en el sistema de climatización. Éste se acciona por una correa desde el cigüeñal del vehículo. La polea de transmisión tiene un circuito electromagnético que asegura que el compresor solo funcione cuando el sistema de aire acondicionado está encendido.

Los pistones en el interior del compresor se presionan hacia adelante y hacia atrás mediante una placa oscilante giratoria. Las válvulas de láminas regulan la entrada y la salida del refrigerante. Los compresores de aire acondicionado de la marca DT Spare Parts son conocidos por su alta calidad y larga vida útil. El compresor hace circular el refrigerante por el sistema de aire acondicionado. Aspira el refrigerante en estado gaseoso, lo comprime y lo pasa al condensador con una alta presión.

El condensador enfría el refrigerante calentado y de alta presión. El calor se libera al medio ambiente a través de las aletas de refrigeración. La presión del refrigerante se reduce a medida que se enfría y su estado cambia de gaseoso a líquido. El secador limpia el refrigerante eliminando la humedad. Debido a que su capacidad es limitada, el secador debe reemplazarse cada vez que se realiza un mantenimiento o una reparación. El refrigerante se inyecta en el evaporador a través de la válvula de expansión. La cantidad que se inyecta depende de la carga térmica. El refrigerante, que todavía está bajo alta presión, se expande al entrar en el evaporador. Aquí cambia de un estado líquido a uno gaseoso. El enfriamiento que se produce a raíz de la evaporación se libera al medioambiente y es llevado al interior del vehículo por el flujo de aire del ventilador.

Antes de retirar el compresor, extraiga el refrigerante y compruebe que el sistema no esté contaminado, no sea permeable y no contenga sustancias sólidas. A continuación debe limpiar todo el sistema de aire acondicionado y reemplazar todos los elementos consumibles y no consumibles.

Antes de instalar el nuevo compresor, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Monte la pantalla del filtro en la manguera de succión
  • Compruebe la cantidad y la viscosidad del aceite según las instrucciones del fabricante y añada más si es necesario
  • Reemplace todas las juntas tóricas y humedézcalas con aceite refrigerante antes de la instalación
  • Reemplace la válvula de expansión, la válvula de mariposa, el filtro secador y el acumulador

Una vez instalado el compresor, recomendamos crear un vacío adecuado (para ver el tiempo de vacío, consulte las instrucciones del fabricante), realizar una prueba de fugas y llenar el compresor con refrigerante (para conocer la cantidad y las especificaciones, consulte las instrucciones del fabricante). A fin de evitar daños inmediatamente después de la instalación, es importante seguir un procedimiento de rodaje específico al llenar el compresor con el refrigerante.

  • Ajuste la temperatura al máximo de enfriamiento
  • Ajuste el soplador de aire fresco a velocidad media
  • Arranque el motor sin encender el aire acondicionado, y mantenga el motor al ralentí (durante aprox. 2 minutos)
  • Encienda el aire acondicionado durante 10 segundos y, a continuación, apáguelo durante 10 segundos; repita este proceso un mínimo de 5 veces. No aumente la velocidad del motor.

Ahora puede probar el aire acondicionado. Preste especial atención a que el sistema tenga la presión correcta y sea impermeable.