Valvoline lanza al mercado una nueva gama de lubricantes inteligentes diseñados específicamente para las condiciones operativas a las que se enfrentan los vehículos eléctricos híbridos. La nueva línea se ha desarrollado sobre la base de los resultados de un programa de investigación integral completado por el equipo de I+D de Valvoline.

“El primer avance de Valvoline en aceite de motor fue su introducción, y desde el primer aceite de alto kilometraje del mundo hasta la primera mezcla sintética del mundo, lo hemos estado reinventando desde entonces”, destaca Roger England, vicepresidente y responsable de investigación ydesarrollo de Valvoline. “Nuestra nueva tecnología de fluidos inteligente garantizará que los propietarios de vehículos híbridos se beneficien de un rendimiento y una protección excepcionales, manteniendo la eficiencia de combustible de los vehículos y reduciendo las emisiones”.

Se prevé que el mercado de vehículos eléctricos e híbridos crecerá a nivel mundial en los próximos años a medida que los fabricantes de automóviles y los gobiernos abordan la reducción de emisiones, mientras que los consumidores buscan soluciones más eficientes que reduzcan su impacto ambiental general. Para 2025, J.P. Morgan predice que los vehículos eléctricos e híbridos representarán aproximadamente el 30% de todas las ventas de vehículos.

Para abordar este incremento, la nueva línea Valvoline Hybrid consta actualmente de tres aceites de motor y dos fluidos de transmisión: Valvoline Hybrid C5 0W-20, Valvoline Hybrid C3 5W-30, Valvoline Hybrid C2 5W-30, Valvoline Hybrid DCT, Valvoline Hybrid ATF.

“A medida que aumenta el grado de electrificación en los vehículos nuevos, aumentará la demanda adicional de trenes motrices híbridos para cerrar esa brecha”, dijo England. “Las tecnologías start-stop, por ejemplo, son duras para los motores porque pueden evitar que los aceites de motor alcancen y funcionen a su temperatura de funcionamiento óptima. En estas situaciones, los motores no se calientan lo suficiente como para evaporar el agua que se ha condensado en el aceite. Esto podría provocar la acumulación de lodo adicional, así como un aumento de la fricción y los depósitos de carbón”.

Para abordar este problema, Valvoline ha formulado esta nueva gama de fluidos inteligentes con aditivos especialmente diseñados que garantizan una lubricación y protección óptimas en ciclos frecuentes de parada y arranque, manteniendo, a la vez, el rendimiento y la eficiencia a largo plazo del vehículo.

“En la transmisión, donde hay varios dispositivos eléctricos, incluido en algunos casos el motor, debemos asegurarnos de que el lubricante sea compatible con todos los nuevos materiales que se utilizan, incluidos estos componentes eléctricos, al mismo tiempo que brinda una protección superior contra el desgaste y cumple con el calor generado por el motor eléctrico durante toda la vida útil del aceite”, señala England, para añadir que “la gama de transmisión híbrida de Valvoline se ha formulado especialmente para garantizar que se satisfagan estas necesidades futuras”.

Las pruebas de laboratorio han demostrado, según la compañía, “excelentes resultados de referencia” en el rendimiento de oxidación, protección contra la corrosión, tolerancia al agua y protección contra el desgaste, mostrando mejoras de rendimiento de dos dígitos en relación con los aceites convencionales, así como con los estándares conocidos de la industria.