Continuando con su compromiso con vehículos de todo tipo, Wolf Lubricants anunció este año una serie de nuevos desarrollos en productos híbridos. Los vehículos híbridos son la combinación de tecnologías de automoción que requieren un enfoque totalmente nuevo de lubricación. Con los motores eléctricos, tanto delante como detrás del motor, en la entrada y detrás de la transmisión, así como en el eje trasero y en la división de potencia, se deben tener en cuenta al menos 5 arquitecturas diferentes. Se observan diferentes características eléctricas, velocidades y requisitos de fricción en cada área, con transferencia térmica y cambio de viscosidad dependiendo del lugar donde se utilice el lubricante. Esto requiere un replanteamiento de los lubricantes tradicionales, y es lo que lleva a Wolf Lubricants a la vanguardia.

Según afirma Franck Jolly, director de Ventas Globales: “Nuestros químicos y socios de aditivos han trabajado sin descanso para prepararse para el auge de los vehículos híbridos que están saliendo al mercado. Hemos creado una gama única de lubricantes para satisfacer y superar las necesidades de los motores EHV disponibles actualmente y de forma inminente. Nuestros nuevos aceites híbridos SAE 0W16 y 0W20 ofrecen un excelente control de la oxidación a alta temperatura, un excepcional ahorro de combustible y lubricación de arranque instantáneo a bajas temperaturas, así como el reducido consumo de combustible y las emisiones de CO2 que los conductores esperan. Esta nueva gama es el resultado de nuestra actitud de 360 grados hacia los híbridos, cubriendo todas las piezas que necesitan ser lubricadas. Con esta nueva generación de vehículos, los conductores necesitan un proveedor con un enfoque ágil de los lubricantes, un socio con conocimientos químicos y de aditivos avanzados y generaciones de experiencia. Creo que Wolf es el único que puede ofrecer esta combinación ideal”.