A fin de difundir la gran cantidad de propiedades exclusivas en el mercado, ZF Aftermarket ha lanzado la siguiente fase de su campaña Sachs. Esta vez, la campaña se centra en su programa de amortiguadores líder del mercado. Con instantáneas de las laderas para esquiar del área Sölden de Austria, la campaña, basada en datos reales, se centra en las temperaturas extremas que puede resistir este componente.

Destinados a todos los niveles de la cadena de suministro del mercado de la posventa de automoción, los mensajes destacan cómo el uso de tecnología invocadora, técnicas de fabricación más punteras y los procesos de prueba avanzados, garantizan que los amortiguadores Sachs están hechos para resistir las condiciones más extremas, motivo por el cual todos los años unos 10 millones de automóviles nuevos salen de la línea de fabricación equipados con productos Sachs y porqué el mercado de la posventa, puede tener plena confianza en la marca.

Continuando con la campaña, basada en hechos concretos, que comenzó con los embragues Sachs para automóviles de pasajeros y para vehículos comerciales pesados, basados en la velocidad y el peso respectivamente, esta parte de la campaña está basada en la temperatura con un ejemplo, que ilustra el uso de los amortiguadores Sachs en maquinaria alpina pesada. Cuenta la historia de cómo la pieza ofrece un máximo confort y asistencia en las condiciones más duras, incluso con temperaturas que llegan a 30 grados bajo cero.

Esta campaña, está compuesta por anuncios para la prensa, un breve vídeo, folletos para los puntos de venta y pensada para toda la cadena de suministro, desde concesionarios a talleres de reparación y, en última instancia, al usuario final

La narrativa de la campaña describe cómo los amortiguadores de aluminio ligero Sachs permiten que la conducción sea más suave y dinámica, al combinar los efectos de varias medidas de diseño ligero. El tubo de depósito presenta un espesor de pared variable para máxima resistencia donde se producen las cargas más elevadas. Las demás áreas están diseñadas con una pared lo más delgada posible para reducir el peso. La producción en serie de este producto de alta tecnología se basa en un procedimiento complejo que genera diferentes espesores de pared en hasta 17 pasos coordinados del proceso.

Asimismo, transmite cómo los amortiguadores Sachs CDC para turismos ofrecen la amortiguación perfecta en cualquier situación. La tecnología de última generación continuamente registra las variables aplicables (condición de carretera, peso y comportamiento del vehículo) y ajusta la fuerza de amortiguación según las condiciones externas mediante una válvula. Con más de 14 millones de unidades instaladas, se trata de uno de los productos más populares de la marca.

Los amortiguadores defectuosos aumentan las distancias de frenado, las campañas de inspección muestran que uno de cada siete vehículos probados presenta al menos un amortiguador defectuoso, lo que puede ocasionar graves consecuencias. Reduce la fuerza de frenado debido a la insuficiencia de tracción, y la distancia de frenado aumenta en un 20% o alrededor de seis metros, según la velocidad, los sistemas del vehículo y la superficie de la carretera. Los sistemas avanzados de asistencia a la conducción, tales como el programa electrónico de estabilidad ESP, el ABS o el control de tracción, exigen un buen contacto de las ruedas con la carretera a fin de desarrollar todo su potencial. Las piezas defectuosas hacen que sea más difícil controlar el vehículo al virar i que sea más propenso al “aquaplaning”. Asimismo, puede tener impacto en otras áreas: neumáticos y componentes del chasis, tales como los extremos de la barra de dirección o los dispositivos de la dirección que, a su vez, quedan expuestos a un mayor desgaste.