El Grupo Continental anunció recientemente su patrocinio en la campaña de información global 'Stop the Crash', una iniciativa de Global NCAP en Londres que se lanzará de manera oficial el 18 de noviembre.

La campaña, en la que participarán las divisiones Chassis & Safety y Trie Division de Continental, estará amparada por todas las organizaciones de consumidores de NCAP en el mundo (Asia, China, Europa, Japón, Corea, Latinoamérica y Estados Unidos) para el control de seguridad en coches nuevos.

 

Estas organizaciones, en colaboración con el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), han definido los estándares que deben seguir los vehículos para conseguir la máxima puntuación en el ranking de seguridad.

En Europa, éstos se centran en evitar la colisión y en sistemas de mitigación para los adultos y de protección para los niños. Asimismo, están orientados a los sistemas de protección de los peatones y sistemas de asistencia, como el de control de crucero adaptativo (ACC), control de estabilidad electrónico (ESC) y sistemas de frenado de emergencia autónomo (AEBS), requisitos básicos para lograr la máxima calificación.

El presidente de Chassis & Safety y miembro del consejo asesor del Grupo Continental, Frank Jourdan, manifestó al respecto que desde que el sistema de control ESC, los cinturones de seguridad, los sistemas de control de la presión de los neumáticos y los sistemas AEBS se convirtieron en obligatorios, "las lesiones por accidentes han disminuido sifnificativamente".

No obstante, señaló que 1,2 millones de muertos en la carreteras cada año "continúa siendo un coste demasiado alto".