El 76,8% de los vehículos que exporta España se venden en la Unión Europa, y el 25,73% de ellos se fabrica en Cataluña. Por tanto, aproximadamente 300.000 vehículos con ADN catalán salen cada año hacia Francia (30% de las exportaciones totales), Alemania (15,8%), Reino Unido (11,5%) o Italia (7,5%).

Estas cifras ponen en el centro del debate sobre un potencial proceso independentista en Cataluña una realidad económica muy preocupante para la industria del automóvil tanto en territorio catalán como en el resto de España.

Desde 'El Confidencial' se ha publicado un artículo que refleja una cara de esa perspectiva, cuya lectura aconsejamos desde esta web.