El mercado de turismos registró una nueva subida durante el mes de noviembre, en esta ocasión del 15,1%, totalizando 55.450 operaciones. En el conjunto del año, las ventas suman ya 662.188 matriculaciones, con un incremento del 2,1% respecto al pasado ejercicio.

Tras este resultado, el sector confía en despedir el año con un volumen entorno a las 720.000 unidades.

Sin duda, la necesidad de renovar un vehículo envejecido se hace cada vez más intensa. Según el último estudio de Anfac Research, existe un déficit de renovación o, lo que es lo mismo, una demanda atrasada  de  cerca  de  2,2  millones de vehículos.

"Este envejecimiento debería ser el suelo técnico de nuestro mercado, ya que los vehículos de 12, 15 o 17 años no proporcionan movilidad segura y deben ser sustituidos cuanto antes", refleja el informe.

Los planes Pive y Pima Aire están contribuyendo a frenar el hundimiento de las ventas, pero el mercado todavía se encuentra lejos de lo que por renta per cápita y desarrollo económico le corresponde a España, que debería situarse en un entorno de 1,2‐1,3 millones de turismos.

Para el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "además del valor dinamizador del Pivey Pima Aire, no hay que olvidar su papel esencial en el rejuvenecimiento de los vehículos que circulan por nuestras carreteras porque, con independencia de que haya más o menos coches, lo que es esencial es garantizar una movilidad segura".

"En la actualidad, la antigüedad del parque se mueve en los nueve años y medio, a sabiendas que el riesgo de fallecer en un accidente se duplica para los ocupantes de vehículos con una antigüedad de siete años o superior", apuntó seguidamente.

Por su parte, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, consideró que "los datos de noviembre ponen de manifiesto que son las ventas en los concesionarios las que están 'tirando' del mercado de la automoción", antes de agregar que "el Pive 4 mantiene el buen pulso de los anteriores planes de incentivos".

En este sentido, quiso destacar también, el esfuerzo promocional en los concesionarios acabará el año como el más alto de la historia. En el acumulado del ejercicio, la promoción media acabará cerca de los 4.000 euros por vehículo, un 19% más que hace un año, lo que situará el precio medio efectivo de los coches por debajo de los 20.000 euros, también en mínimos históricos.

"Estamos ante un buen escenario para cerrar 2013 y encarar el 2014 de la mejor manera posible. La recuperación será visible el año que viene: batiremos la cifra esperada para este año de 720.000 unidades", concluyó Roura.